Tecnología y música – Por Moisés Salmerón

Os propongo un experimento imaginativo: ¿podéis haceros una imagen mental de cómo sería que Beethoven tocase un sintetizador?; ¿qué tal Rachmaninov ejecutando sus virtuosas octavas de piano, pero sobre una de esas guitarras con un teclado en vez de cuerdas?; ¿o Stravinski componiendo con una app musical sobre su iPad o iPhone?

Captura de pantalla 2016-01-26 a las 7.57.15

La tecnología ha invadido y permeado todas las facetas y artes de nuestra sociedad moderna: si algunas películas se hacen íntegramente por ordenador, ¿por qué la música habría de quedar inmune a esta inescapable tendencia?

En el conocido programa de TV El Hormiguero, Carlos Jean suele exhibir productos y experiencias musicales que podrían valernos de argumentos contra quienes opinan que esa invasión que describo desnaturaliza, o deshumaniza, lo que para ellos debiera quedar puro, clásico y tradicional. Pero de hecho, la mayoría de las aplicaciones que ahí nos enseñan favorecen la composición de música en grupo, y la interacción entre estos músicos del siglo XXI (muchos de ellos sin estudios formales en Conservatorios o similares) no tiene nada que envidiar al ambiente sincronizado y concentrado que se respira en cualquier sala de ensayo o estudio de grabación.

Captura de pantalla 2016-01-26 a las 7.57.22

Cosa distinta es cuando pretendemos usar sintetizadores, teclados inteligentes o asistentes virtuales de música a modo de atajo para no pagar el precio, sobre todo en tiempo, de una formación o cultura musical aunque sea básica.

Es el dilema constante de si esa inmediatez y saturación de posibilidades forma a la persona, o sólo le sirve para entretenerse.

Captura de pantalla 2016-01-26 a las 7.57.29

En general, usando estos avances como herramientas y de un modo juicioso y realista, podríamos eliminar la brecha o división entre los que hacen música y los que solo la escuchan o consumen.

Esta tecnología ha hecho posible que chavales muy jóvenes compongan melodías, bases y demás en su propio hogar, o mientras viajan en tren,… pensaremos que eso les aísla, que disfrutarían más agarrando una guitarra o bajo de toda la vida, y quedar con sus amigos en algún local o sótano para tocar juntos. También pensaremos que es mejor gastarse 100 euros en tomar clases de solfeo o de un instrumento, que fundirlos en un cacharro/accesorio/gadget, trozo de tecnología que al final nos damos cuenta que carece de alma. El alma, en todo caso, se la tendremos que inducir nosotros al producto que seamos capaces de crear.

Captura de pantalla 2016-01-26 a las 7.57.34

Este tipo de productos puede convertirse en un saco sin fondo. Si inviertes en tecnología musical quizás encuentres una vocación que te dé ingresos u oportunidades durante una temporada (yo lo he hecho). Pero para que sea un factor que te acompañe de por vida, la pasión que lo mueve ha de ser la música en sí.

Meditando sobre las posibilidades que se abren con tu música (la que oyes, haces, compras, apoyas, difundes,…), serás consciente de su mensaje y de las connotaciones en tu modo de vida, en tu visión del mundo. No olvidemos que si algo caracteriza la música es que es universal y también su impacto es emocional. Pensando sobre ello integraremos este arte (digital o no) de forma provechosa en nuestras vidas.

Es cierto que nuestras opciones musicales mientras estamos en prisión son muy reducidas. Hay unos pocos programas musicales en televisión, y cada cierto tiempo algún acto en el auditorio al que podamos asistir. Nos queda la vieja radio, la de toda la vida; una docena de emisoras se sintonizan en los actuales equipos, que nos puede satisfacer en parte nuestra necesidad de experimentar la belleza y las emociones de la música. Una vez en plena libertad podremos retomar nuestras aficiones musicales, o renovarlas, o iniciarlas, que siempre estamos a tiempo.

Moisés Salmerón Campos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: