Islamismo radical y primaveras árabes – Por Antón Guimaraes

Tras los atentados de París del pasado mes de enero, cuyo resultado se saldó con 14 víctimas mortales, además de los 3 terroristas que los provocaron, se produjo en el mundo occidental una respuesta sin precedentes que llevó a una reacción sin precedentes con más de 50 mandatarios encabezando una manifestación en la capital gala en contra el islamismo radical y fanático.

Debido a la sorpresa, el pánico y el horror producido por esas muertes inútiles, se sucedieron, tanto en la sociedad como en los poderes públicos, reacciones de tipo casi visceral, pretendiendo atajar el problema de manera tan impulsiva como a veces irresponsable. Es habitual que nuestros gobernantes pequen -una y otra vez- de una fragilidad de memoria deliberada para contar una verdad a medias, sin trasladar a los ciudadanos el problema al completo, su origen, su desarrollo y sus consecuencias.

Atentados de “lobos solitarios” o células más o menos durmientes, así como la oleada de individuos de países occidentales que viajen para engrosar las filas yihadistas tiene como primera consecuencia que se caiga en la tentación de legislar “en caliente”, con todos los peligros que eso conlleva como se demostró tras el 11-S, con el renacer de Guantánamo o la batería de medidas de control de pasajeros y de comunicaciones privadas, sin autorización judicial.

Por ello, creo conveniente hacer un somero y humilde análisis de las razones por las que hemos llegado a este punto de fanatismo irracional y el correspondiente pavor en las sociedades occidentales y en sus gobiernos.

El “Salafismo Yihadista”, que interpreta de manera muy sui-géneris algunas partes del Corán, está representado por las Organizaciones Al-Qaeda e Isis (Estado Islámico). Al-Qaeda se formó a finales de los años 80 y durante décadas tuvo el dudoso honor de ser el único referente de las creencias más radicales del islamismo, distribuyendo sus tentáculos –a modo de “franquicias”- por los diversos territorios y países, incluido el norte de Irak. Sin embargo en 2.013, precisamente la filial de este territorio (la actual ISIS) intentó también abarcar entre sus objetivos el norte de Siria, lo que provocó su escisión y alejamiento de Al-Qaeda. Con el nacimiento y autoproclamación del Califato del Estado Islámico, se rompen los lazos con su matriz, ya que –aunque pueda parecer sorprendente- los herederos de Bin Laden llegan a considerar“demasiado radicales” los planteamientos de ISIS.

Para intentar comprender un poco mejor lo que está sucediendo, habría que irse un poco atrás en el tiempo y recordar las llamadas “Primaveras Árabes” que tuvieron lugar en Túnez, Libia, Egipto, Siria y en mucho menor medida Marruecos. Tampoco hay que echar en saco roto las consecuencias que produjo la invasión y posterior guerra en Irak en busca de las famosas armas de destrucción masiva (jamás encontradas).

La legítima intención de los habitantes de los países antes mencionados de contar con más libertad, y la indudable y demostrada tiranía de gobernantes como Ben Alí, Gaddafi, Mubarak o Saddam Hussein, unida a la tenaz voluntad de occidente de exportar su democracia, provocó el nacimiento de “revoluciones” más o menos sangrientas que en algún caso como Siria se han convertido en una guerra inacabada con miles de muertos y millones de desplazados.

De todos esos países, el único que tras su “Primavera” quizás haya tenido algo de éxito y vislumbra un tibio renacer democrático, es Túnez.

Egipto, tras el derrocamiento y detención de Hosni Mubarak, celebró sus primeras elecciones libres con la destacada victoria de los Hermanos Musulmanes. Duró poco la experiencia y su pueblo vuelve a vivir bajo una dictadura militar.

He vivido y viajado en el Magreb durante más de una década y puedo decir que Libia, tras su “Revolución primaveral” y el televisado asesinato de Muammar Al-Gaddafi que aniquiló con sus más de 40 años en el poder, en la actualidad se encuentra en una encrucijada realmente desalentadora, con el país dividido, perdido el equilibrio tribal que había mantenido el Coronel Gaddafi, con amplios espacios sin control gubernamental, inseguridad y continuos enfrentamientos. De hecho, ya hay varias ciudades libias controladas por seguidores del Estado Islámico de Isis.

No conviene tampoco olvidar que las principales víctimas de este fanatismo sin razón son precisamente los musulmanes que habitan las tierras de Irak, Siria, Pakistán o Nigeria, por poner algunos ejemplos. Es el mismo Islam el que más sangra por las acciones terroristas y criminales de los yihadistas que se creen en posesión de la única verdad.

Es una reacción completamente natural y humana que nosotros, los occidentales, temamos por nuestra seguridad y forma de vida y consideremos una locura que se ajusticie a inocentes en nombre de Dios. Sin embargo, echo de menos, ya no sólo por las autoridades que son muy hábiles en ocultar cualquier atisbo de culpa en lo que ocurre, sino también en las tertulias de radio y televisión, así como en los medios escritos, algún análisis más profundo y amplio de lo que realmente está generando el nacimiento de este grupo fanático. Y no queda otro remedio que preguntarse si con un Irak gobernado por Sadam Hussein habría la posibilidad de que un grupo terrorista se hiciese con el control de un territorio con una extensión que supera tres veces la de la provincia de Badajoz, y estuviese amenazando las fronteras de estados vecinos. Y la respuesta con toda seguridad sería negativa. Y en Libia más de lo mismo. Prácticamente imposible.

En los años 90, la televisión libia abría los Telediarios con el ahorcamiento en plaza pública de los integristas apresados en su territorio.

Obviamente, no pretendo defender en absoluto a dictadores como los nombrados anteriormente, simplemente trato de constatar una realidad. Gadafi, Hussein o Asad eran un freno extraordinariamente efectivo contra el islamismo radical. Al retirar ese freno, los yihadistas campan a sus anchas y amenazan con una fuerza tan real que no debe ni puede menospreciarse en Occidente, y por razones históricas y de proximidad geofráfica, especialmente en países como España.

Quizás deberíamos dejar de mirarnos tanto el ombligo y empezar a buscar soluciones a un problema que tiene parte de su origen en errores garrafales de política internacional. Apoyar a países como Túnez para que su desarrollo democrático y pacífico ejemplifique en sus vecinos, podría sería una buena medida.

Es evidente que una de las consecuencias negativas de la fallida guerra en Irak, así como de la desaparición de algunas dictaduras del Magreb, supone el auge del Islamismo radical, sometiendo zonas y territorios inimaginables para estos fanáticos en el pasado.

Aunque hace años pudiera parecer una idea descabellada, el único freno real que puede acabar, o por lo menos minimizar a Isis, se encuentra en Irán. El estado persa comparte religión, posee un ejército muy preparado y, sobre todo, es vecino de la zona más conflictiva. Harían bien los gobiernos occidentales en mirar un poco más hacia Teherán y mucho menos a Riad, ya que las autoridades saudíes nunca se han mostrado demasiado beligerantes contra la yihad, o guerra santa.

Nos hallamos en una encrucijada de muy difícil solución en la que sólo una gran dosis de diplomacia e inteligencia política, podrá minimizar el aumento del fanatismo radical.

Anuncios

5 comentarios sobre “Islamismo radical y primaveras árabes – Por Antón Guimaraes

Agrega el tuyo

  1. Carlos Morante LA VOZ DEL MAKO Málaga a ocho de Febrero del 2015 De: Carlos F Morante A : D, Juan Carlos Gómez Ruiz Tres millones setecientos mil andaluces , esto es el 44% de la `población, de esta autonomía , no han conocido otra cosa en su vida que dice:

    MAGNIFICO, FELICIDADES, PERO A NOSOTROS NOS AFECTA EL FANATISMO AL QUE NOS TIENEN SOMETIDOS UNA CLASE POLÍTICA QUE LE PUEDO ASEGURAR QUE NO ENTIENDEN NO CONOCEN NI COMPRENDEN LO QUE USTED TAN BRILLANTEMENTE EXPLICA. Estas cosas Señor Guimaraes, que Ud tan brillantemente expone lamentablemente se queda en un reducido grupo yo le animo a que siga haciendo artículos, como este. Da gusto leer estas cosas después de oír un debate político, como el de ayer entre Susanita Diaz su ratón, otro impresentable del mismo corte y un grupo de elementos que solo provocan el “vomito”. AQUÍ le dejo un pensamiento. Suponga Ud lo que sufrimos algunos…

  2. Carlos Morante LA VOZ DEL MAKO Málaga a ocho de Febrero del 2015 De: Carlos F Morante A : D, Juan Carlos Gómez Ruiz Tres millones setecientos mil andaluces , esto es el 44% de la `población, de esta autonomía , no han conocido otra cosa en su vida que dice:

    EL RESURGIMIENTO DEL ISLAM SUFI
    Desde la época de la colonización europea de los países musulmanes, muchos estudios se han hecho en muchos aspectos de las órdenes místicas musulmanas ( turuq , cantar. tariqa ) o hermandades sufíes: sus prácticas populares, tales como visitas a las tumbas de santos, danzas extáticas; conspiraciones y rebeliones, reales o percibidas, que conducían contra el Estado colonial; períodos durante los cuales colaboraron con el Estado y se adaptan a ella mientras continua siendo monitoreado por el poder colonial 2 , etc. Con la descolonización a finales de 1950 y comienzos de 1960, las elites que se dirigieron los nuevos estados independientes han hecho todo para marginar hermandades dos veces porque tenían prácticas oscurantistas contrarias a los ideales de la secularización, el nacionalismo, el socialismo, el progreso, la modernidad, etc., entonces porque había colaborado con los colonizadores europeos. A finales de 1970, y especialmente desde la década de 1980, asistimos al auge de los movimientos del Islam político, que, de hecho, el ataque en el primer lugar, los poderes políticos en lugar que acusan de han fracasado en sus directores de misión de progreso, y esto porque no gobiernan de acuerdo con la ley de Alá ( shari’a ), y los valores “reales” del Islam. Estos movimientos se basan en gran medida de la ideología política de la Hermandad Musulmana ( Ikhwan al-Muslimun ) y la doctrina salafiyya y Wahhabiyya respecto a creencias y prácticas religiosas. Ahora bien, esta doctrina significó precisamente para promover un monolítico Islam “purificado” de las prácticas culturales locales que considera ya sea bida ‘ (sing. Bidah : innovación censurable) de shirk 3 (. lit. asociacionismo) o como de khurâfât (hoaxes, supersticiones). Además, como las élites que lo dirigen los primeros estados independientes, los líderes islamistas acusan al turuq de haber colaborado con las potencias coloniales. La marginación de turuq por estos tres poderes (el poder colonial, las élites del primer estado independiente y los partidarios del Islam político) han llevado a los especialistas y no especialistas para hablar sobre el fin del turuq . Y, sin embargo no lo es. No sólo las cofradías sufíes no desaparecen, sino que satisfacer a adaptarse al mundo moderno tanto doctrinal como en términos de la organización.

  3. Carlos Morante LA VOZ DEL MAKO Málaga a ocho de Febrero del 2015 De: Carlos F Morante A : D, Juan Carlos Gómez Ruiz Tres millones setecientos mil andaluces , esto es el 44% de la `población, de esta autonomía , no han conocido otra cosa en su vida que dice:

    SIGUE
    El renovado interés en el Islam hoy en la investigación en ciencias sociales e históricas se centra en el Islam político y su pretensión de prácticas religiosas “puro” que ignorar las influencias de las culturas locales, global Islam podríamos practicar la misma manera también en el Sur que en el Norte. Es el Islam que los activistas llaman al-Sahwa al-Islamiya (despertar islámico) y que los medios de comunicación hace que la literatura por diversos ” ismos “el fundamentalismo, el Islam, el radicalismo, el fundamentalismo, etc. El movimiento comúnmente llamado el “neo-sufismo” 4 llamadas – con curiosidad mientras sus oponentes Wahhabiyya y salafiyya y evitar la crítica de este último – para limpiar las prácticas sufíes “poco ortodoxo” y contrario a la “ideal Sufi “e ilustra a modo de ejemplo, este esfuerzo de adaptación turuq doctrinalmente. El turuq y movimientos prosélitos como Tabligh no son sólo el tiempo global y transcontinental largo, pero renovaron las redes de su organización translocal para afrontar el reto que supone para ellos las actividades de los movimientos de al-Islamiyya Sahwa , las crisis de todo tipo que se enfrentan las sociedades islámicas hoy y las exigencias del mundo moderno. ¿Podemos, en este caso hablar de un “sufí revival” ( Sahwa sûfiyya )? Y si es así, ¿Cómo se manifiesta concretamente? Esta es la pregunta principal que las diferentes contribuciones de esta colección están tratando de responder, cada uno de acuerdo a su tierra de enfoque y perspectiva. Una hermandad como Shadhiliyya Yashrutiyya en África oriental revive y continúa a través de las ceremonias conmemorativas y Ziyara (visitas, peregrinaciones) que los discípulos realizan en las tumbas de los fundadores de la tariqa . El Ziyara al mismo tiempo crear una cultura de la memoria, y translocal y redes transregionales. Por otra parte, el movimiento de la Misión Islámica “transcontinental” lo que el Tabligh Jamaat parece ser la antítesis del sufismo. Y sin embargo, encierra en sí un sustrato sufí que sirve como una especie de militantes de palanca en su trabajo misionero.

  4. Carlos Morante LA VOZ DEL MAKO Málaga a ocho de Febrero del 2015 De: Carlos F Morante A : D, Juan Carlos Gómez Ruiz Tres millones setecientos mil andaluces , esto es el 44% de la `población, de esta autonomía , no han conocido otra cosa en su vida que dice:

    LAS CARAS DEL ISLAM EN AFRICA
    Día 3 de Febrero del 14

    El Sufismo se difundió por muchos países Africanos y de hecho, la mayor parte de los musulmanes en África, pertenecen hoy a una confraternidad Sufí.. En este periodo, tiene también lugar la gran expansión de las confraternidades Sufíes. El Sufismo, la corriente mística del Islam nació un siglo después de la muerte de Mahoma, cuando sus seguidores ya habían extendido un potente imperio político y militar. En este contexto algunos musulmanes movidos por un intenso deseo de profundizar su relación personal con Dios abandonaron sus riquezas materiales con la intención de recuperar los valores espirituales que había intentado transmitirles su fundador. Estos maestros de vida espiritual atrajeron otros creyentes que posteriormente formarían hermandades o confraternidades con las que guiaban a sus discípulos por un proceso de purificación del corazón que debía llevar a la unión con Dios.

    El Sufismo se difundió por muchos países Africanos y de hecho la mayor parte de los musulmanes africanos pertenecen hoy a una confraternidad Sufí. Su éxito en el continente tiene seguro que ver con estos factores; sus primeros misioneros mostraron un gran respeto por las culturas locales y la diversidad; las relaciones que se proponían en la confraternidad estaban en armonía con el fuerte espíritu comunitario africano y sus ritos de iniciación integraron elementos de las danzas y las músicas locales. En las confraternidades Sufíes se respeta el culto a los antepasados y de hecho se invoca a personajes considerados santos por su profunda espiritualidad o por milagros que se les atribuyen. Estos maestros de vida espiritual siempre ha centrado su atención en la fgran Yihad, es decir, aquella que tiene lugar en el corazón del hombre, que buscaba hacer el bien y evitar el mal. En general podemos decir que en aquellas regiones donde el Islam solo ha seguidores de una conraternidad Sufí,
    Cristianos y Musulmanes comparten dificultades, se ayudan en caso de necesidad, lloran juntos por los fallecidos y festejan el nacimiento de un hijo o el matrimonio con naturalidad.

    La confraternidad mas extendida en África es la Qaridiya, fundada en Iraq en el siglo Xlll y de la que han surgido varias confraternidades africanas. La Muridiyya en Senegal, donde ha jugado un papel fundamental en relación al carácter democrático de este país de mayoría Islámica. La Mujtariyya en Mali y la Nasiriyya en Nigeria. En el siglo XlX, surgieron dos grandes místicos Sufies en Marruecos, que dieron lugar a varias confraternidades que están hoy muy extendidas por Africa. Ahmad Al-Tijani y Almad Ibn Idris. Sus ideas dieron lugar a la Sanusiyya en Libia y Chad. La Khatimiyya en Sudan y Eritrea y la Salihiyya en Somalia. Pero el mosaico Islámico Africano contemporáneo, esta también formado por otros grupos que constituyen lo que se ha venido a llamar el Islam político o militante que incluye los movimientos que dan prioridad a la acción política y que buscan el poder a través de las instituciones (participación). Se suelen caracterizar por el apego a las prácticas externas y a la integración literal y rigurosa de los textos revelados. El resultado de una visión integrista y exclusivista de la religión que a menudo se convierte en un instrumento ideológico y en un muro de división.

    Así sucede por ejemplo en el Wahabbismo, la corriente nacida en Arabia Saudita y propagada por todo el mundo gracias al dinero del petróleo y que se incluye en las tendencias llamadas salafistas. Estas proponen el seguimiento literal de las enseñanzas y normas establecidas en el Coran y los “Hadices” (dichos y acciones de Mahoma) y a la imitación del modelo de vida de los Salaf (ancestros en árabe), aquellos que acompañaron al Profeta en la primera etapa del Islam. Estas tendencias consideran heréticas las prácticas de los musulmanes Sufies, que celebran el aniversario del profeta Mahoma o peregrinan a mausoleos que albergan restos de una persona santa, para pedirles favores, al no haber sido literalmente prescritas por el Profeta. Musulmanes Salafistas, han destruido este tipo de santuarios en Somalia y Egipto y originado enfrentamientos con los Sufies especialmente con ocasión de celebraciones no prescritas por el Profeta.

    . El Islam militante es propagado en África por diversas organizaciones Pan-Islámicas: La organización para la llamada, Islámicas fundada en 1972 por Muhamar el Gadafi; la Organización del Islam en África, fundada en Nigeria en 1989; el Centro Islámico-Africano, fundado, en Jartum en 1967 y transformada posteriormente en la Universidad Internacional de África; la Conferencia Islámica fundada en 1969 en Marruecos. Estas asociaciones apoyan la peregrinación de musulmanes africanos a la Meca ofrecen becas de estudios y financian la construcción de mezquitas y centros islámicos locales. Así mismo lo hacen en Europa, para el desarrollo, de esta Fe, en Occidente. El musulmán nace musulmán y muere musulmán. No es posible la integración en otra religión.

    El Islam político en África esta representado por diversos partidos y algunos de los cuales ocupan hoy el poder tras la llamada Primavera Árabe, en países como Túnez, Libia, Egipto y otros, con los Hermanos Musulmanes. Y, Sudan con el Partido del Congreso Nacional (CNP en siglas inglesas) los llamados grupos Yihadistas como Al-Qaeda con sus diversas células en el norte del continente o Boixo Haram en Nigeria constituían el extremo radical del Islam político que no duda en utilizar la violencia para imponer sus principios.

    PS: Este escrito fue publicado en Libertad Digital, el 15/06/13 foro de nacional, firmado por
    UTT. Sindicato de penados y rebeldes. Ilustrado Sindicato. Pues además, hablamos árabe, incluso. Y hemos visitado las cinco escuelas coránicas más importantes del mundo. En Egipto, (Cairo) hace muchos años. Y hemos hablado con los Talibanes de entonces y que no son otra cosa que los estudiantes del Corán. Pasamos seis meses en el Sheraton Cairo. Y desarrollamos desde allí diversos viajes por la península Arábiga. Los llamados Países del Golfo, y emiratos Árabes Unidos, Qatar, Yemen, etc. Esto formo parte de los seis años pasados en África, y Oriente Medio.
    El luctuoso día del 11M, en Madrid nos ofrecimos a determinados estamentos oficiales, para ayudar con nuestro conocimiento, a la investigación del acto terrorista más grave ocurrido en Europa por supuestos Islamistas. Nadie nos llamo. Y según sabíamos en sitios como LA CASA, por no tener no tenían, “nadie experto en temas Árabes, y solo una mujer que buscaron deprisa y corriendo, que siendo musulmana, hablaba Marroquí. Lengua que nada tiene que ver con el árabe clásico. Pero claro como los terroristas eran de Marruecos, y ese mismo día ya lo sabían… es normal que no apreciaran los conocimientos de algunos. Después de los años que han pasado, seguimos sin saber quien perpetró el atentado, que al pasar el tiempo, y visto lo visto, podría haber tenido, objetivos políticos.,
    ¿ Que habría sucedido en esta España nuestra sin este criminal suceso?. Teniendo la trascendencia, política, social y económica además de criminal, que hay en ello para “criminalizar” a quien ha intentado investigar esta masacre?
    Porque nos vendieron una mula ciega, de ceguera contagiosa. Y este ciego pueblo tiene que quitarse la venda, y ver que solo era una horrible “nube en los ojos”.

    COMO A CABALLO DE CIRCO TE CAMBIARON LIBERTAD POR UN PLUMERO, PUEBLO CABALLO, RELINCHA, COCEA, ARRANCATE LAS PLUMAS… Y VUELVETE SALVAJE.

    Esto escribimos desde Albolote, hace tiempo…

  5. Carlos Morante LA VOZ DEL MAKO Málaga a ocho de Febrero del 2015 De: Carlos F Morante A : D, Juan Carlos Gómez Ruiz Tres millones setecientos mil andaluces , esto es el 44% de la `población, de esta autonomía , no han conocido otra cosa en su vida que dice:

    ANEXO A MILITARES Y POLÍTICA.

    17/07/213

    El ejército egipcio suspende la Constitución y anuncia elecciones. Por otra parte justifica el golpe de estado porque el Presidente Morsi, Mohamed, NO HA CUMPLIDO CON LAS DEMANDAS DEL PUEBLO.
    El jefe del ejercito Andel Fattah al-Sisis, ha declarado depuesto al Gobierno de los Hermanos Musulmanes, presidido por Mohamed Morsi.
    El ejército le había concedido al Gobierno un ultimátum para ofrecer una salida viable a la situación política desastrosa de este Gobierno. No obstante, horas antes de que se cumpliera el plazo, el Ejecutivo hizo su oferta en un mensaje enviado por facebook: “un gobierno de concentración, que incluya ministros de la oposición, que conducirían a unas nuevas elecciones democratitas, y la creación de un comité para la redacción de una nueva Constitución.”
    De modo que suspende “de forma provisional” la Constitución de Egipto, y coloca al frente del ejecutivo como Presidente interino a Adly Mansur, que es el Presidente del Tribunal Constitucional. Las presiones venían de la calle, que gritaba con fuerza “Erhal, erhal, erhal” (fuera, fuera, fuera)
    El ejército también ha recibido presiones de los EEUU, cuyo Gobierno no quiere lo que se ha producido: un golpe de Estado en toda regla. Y ahora digo yo, que no entiendo a los americanos.
    Tras la escueta nota del Gobierno en la red social, el Ejército empezó a actuar. Tomo posesión del edificio de la televisión pública, en la rivera del Nilo mientras saludaba las protestas en la calle con el vuelo de sus helicópteros. Y finalmente, los tanques han empezado a formar parte del paisaje urbano del Cairo.
    La plaza de Tahrir, que simbolizo el derrocamiento del régimen de Mubarak, apoyado entonces por el ejercito, celebra con euforia el golpe de Estado, solo un año después de las elecciones.
    Hazem Al BLEBAUI, es el elegido. El nuevo primer ministro de Egipto, un destacado economista liberal y de perfil tecnócrata, ofrece algo más de luz en el túnel que atraviesa el País.
    Hazem Al Beblauri es conocido en la escena internacional por haber ostentado la subsecretaria general de la ONU entre 1995 y 2000. El Gobierno prepara una delicada transición y entre las primeras medidas se encuentra la enmienda a la Constitución..
    El Egipto post Mohamed Mursi va tomando forma. El Presidente interino del País, Adli Mansur, nombrado por los militares, ha encargado la creación de un nuevo Gobierno, de carácter transicional, para que dirija el cambio político que el ejercito planeo en su hoja de ruta. El señalado para la misión de formar un Ejecutivo es Hazem al Beblaui el nuevo primer ministro y un destacado economista liberal con un perfil tecnócrata que además ostentó la secretaria, perdón la subsecretaria general de la ONU entre 1995 y 2000La designación de AlBeblaui es el precio que han pagado las nuevas autoridades a los salafistas del partido de AL NUR, que no estaban dispuestos a apoyar la candidatura inicial de Mohamed el Baradei, que finalmente ostentara el cargo de vicepresidente para las relaciones exteriores. El Baradei esta muy bien visto en occidente por su trabajo al frente del Organismo Internacional de Energía Atómica entre 1997 y 2009 y los Egipcios consideran que su nombramiento puede facilitar las inversiones en el País del Nilo y la obtención de un crédito mil millonarios por parte del Fondo Monetario Internacional.
    La fundación de un nuevo Egipto avanza a una velocidad vertiginosa.
    La intranquilidad de los islamistas es mas que manifiesta, dado que el acelerón que ha dado Adli Mansur, que ya ha anunciado que se reformara la Constitución, aprobada durante el mandato de Mursi y que al año que viene se celebraran elecciones parlamentarias, primero y presidenciales después. La carta Magna va a sufrir unas enmiendas que afectaran, su carácter religioso. El ejecutivo islamista incluyo en el texto legal que la SHARIA o ley islámica, es el origen y el fundamento de todo cuerpo legal de Egipto. Ahora el Presidente Mansur nombrara a un comité de expertos que propondrán enmendar lo necesario y cuyas propuestas serán analizadas por un equipo de 50 personalidades del mundo civil.
    El viejo orden islamista ve desaparecer de un plumazo la principal reforma que llevo a cabo durante su año de poder, y los militares no solo se han granjeado el apoyo de una gran parte de la oposición a Mursi sino que incluso antes del Golpe de Estado ya eran muchas las voces que reclamaban a las fuerzas armadas, un puñetazo sobre la mesa, que terminara con los desmanes de la hermandad
    El diario AL-YAWM AL-SABI publicaba que el “ejercito ha apoyado a la gente deponiendo al régimen de Mursi y los hermanos musulmanes. Por “corruptos”, y por incumplir el ordenamiento soberano del pueblo egipcio. Así como por incumplir su programa político.
    En ese mismo escenario que en 2011, cuando un comunicado del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas apoyo a la calle, y Mubarak y su partido fueron depuestos.
    El Ejército egipcio se ha convertido en la esperanza de la nación para cambiar la cara de todo Egipto.
    El Ejército es siempre la espada y el escudo del Pueblo frente a la tiranía, la corrupción política, la ignorancia, la oscuridad, la destrucción y la intimidación de algunos gobernantes. Así como para la mas firme oposición contra los enemigos externos e internos.

    Carlos F Morante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: