El hombre de las matemáticas – Por Moisés Salmerón Campos

Captura de pantalla 2015-02-23 a las 18.47.03

En nuestro mundo, las Matemáticas son amadas y odiadas a partes iguales. Resulta curioso que algo en lo que se basa casi todo lo que conocemos en esta vida moderna, esté sujeto a tanta división de opiniones. ¡Ah, las Matemáticas…! Hay quien se estremece recordando la mirada inmisericorde de aquel antiguo profesor que (vale, sin proponérselo) consiguió que las odiase. Otros, entre esos me encuentro, dedican a ellas buena parte del tiempo que están despiertos.

Luego están quienes las aman demasiado. Quizá sea por su belleza, el modo en que “cuadran” con el mundo que percibimos en nuestros experimentos (de eso hablaremos otro día), o la posibilidad –que la hay por mucho que se diga- de enfrentarse a ellas sin agobio, como teniendo una conversación a solas con algún viejo amigo al que aún le sobran cosas que contarte y que no sabías…

Mis dos ejemplos preferidos de lo anterior son Kurt Gödel y Donald Knuth. Dejaremos a Gödel para otro día si os parece.

El Dr. Knuth es “para darle de comer aparte”. Es un matemático que vive con su mujer en el propio campus de la Universidad de Stanford (California, EE.UU.) donde ejerce de Profesor Emérito, así que está claro que no nació ayer. Pues bien: tanto se toma en serio este señor su profesión de matemático, que ya en el prólogo de “The Art of Computer Programming” (El Arte de Programar Ordenadores) se auto-imponía una especie de cilicio científico: “Gran parte de lo que ya hay publicado sobre las matemáticas aplicadas a los ordenadores es defectuoso, y uno de los propósitos de este libro es instruir a los lectores en los enfoques matemáticos correctos en este tema. Dado que profeso ser un matemático, es mi obligación mantener la integridad matemática hasta donde pueda”.

Si afirmas eso en un libro que era uno de los libros de texto oficiales de primer año en la carrera de Informática, y encima lo haces de una forma casi airada ¡y ya en el prólogo!, ¿puedes acaso pretender que el pobre muchacho promedio de 17 o 18 años que se ve por primera vez en una clase con 200 aspirantes más a ingeniero, no se deprima y encima se estudie el libro entero?

Por suerte, o por desgracia, yo recogí el guante del Dr. Knuth, y desde entonces sus libros (este plural lo explico después) están entre los más preciados de mi biblioteca personal. Pero existe el extremo opuesto, como el de mi compañero de bancada en ese primer año (hablamos del ’91). Justo después de volverse hacia mi y preguntarme: “Oye… ¿y los ordenadores dónde están?”, tuvo que volverse de nuevo, esta vez hacia la puerta del gran aula que estaba atravesando el profesor de…!Análisis Matemático 1! (sí, existen hasta 5 niveles diferentes sólo de esa materia). Demasiado estrés para el primer día de un muchacho que seguramente pensaba que estudiar para “Ingeniero en Informática” consistía en diseñar videojuegos todo el día rodeado de pizzas y gadgets de última generación…

El que no parece haberse deprimido es el propio Dr. Knuth. El libro lo comenzó a escribir en 1962, pero como él mismo cuenta en su biografía, se dio cuenta que tenía tanto que decir, que no cabría en un solo volumen. Así que de momento van publicados los Tomos I a IV-A. En efecto, hay IV-B, etc., previstos, y así hasta el VII. El problema es que este gran señor tiene ya 76 años, pero en la Web que tiene dedicada al set de libros afirma que el tomo V lo tiene “estimado para el 2020”. ¡Pero si hace apenas 2 años había prometido que era “para 2015, suponiendo que me quede salud”! Nada, nada, la masa de fans del Dr. Knuth se ha vuelto demasiado exigente con el pobre viejito, y uno no puede evitar figurarse que acabará peor que John Lennon. Al menos no podrán bombardearle con e-mails para que acabe los puñeteros libros, ¡Porque Knuth no usa e-mail! (y hace bien con el trabajo que dice que tiene).

Si terminar de escribir este ‘Señor de los Anillos’ de la Matemática y la Informática va a ser una tarea titánica, para los meros mortales al otro extremo de la editorial. Leernos “los Knuths” se hace aún más duro. Se atribuyen al mismísimo Bill Gates las siguientes palabras: “Si te crees que eres un buen programador…prueba a leerte a Knuth…Eso sí, asegúrate de mandarme tu currículum si consigues entender del tirón la maldita cosa”.

En 1999, los tomos ya publicados que eran los I-III fueron elegidos, junto a otros supremos títulos de autores como Einstein. Entre las mejores 12 obras mundiales de todos los tiempos en el ámbito de la física y las matemáticas.

Pero no te creas que Knuth es un freak. El tío tiene un órgano de tubos en su propio salón, y contribuye con charlas muy interesantes por toda América donde explica las relaciones entre religión, matemáticas y ordenadores. Menudo potaje, ¿no? Además paga una módica cantidad de dinero a cada lector que descubra una errata en sus volúmenes… Vale, definitivamente es un freak.

Si algo nos enseña todo esto es que las Matemáticas pueden convertirse en el tema o el eje de toda una vida. Para mí son más que un buen amigo, lo cual no implica que no tenga buenos amigos de carne y hueso. Es apasionante percatarse de cómo, te gusten o no, te dediques a ellas o no, las Matemáticas influyen en tu vida.

Acabo con unas frases curiosas de nada menos que Winston Churchill (1874-1965): “Un día sentí algo acerca de las Matemáticas. Las vi todo claras. Sus profundidades me fueron reveladas una tras otra. Fui testigo, tal y como uno observa el tránsito de Venus o busca la Osa Mayor, de que una cantidad atravesaba el infinito mientras cambiaba de signo, de más a menos. Entendí por qué sucedía y por qué debía ser inevitablemente así. Pero acababa de cenar así que lo dejé a un lado.”

¿Ironía? ¿Mofa de los matemáticos? ¿Revelación innata? Todos estos sentimientos se nos mezclaran, eso espero, en nuestros siguientes encuentros. ¡Hasta entonces, salud!

Moisés Salmerón Campos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: