El poder de la literatura – Por Ezequiel Real

Captura de pantalla 2015-02-16 a las 18.55.22

La literatura ocupa un espacio importante en la vida de muchas personas, si bien en la actualidad el ajetreo diario y los distintos compromisos sociales nos quitan tiempo que otros emplearíamos en dicha actividad. Por desgracia existe un mundo donde todas estas distracciones y obligaciones desaparecen de un plumazo dejando tras de si océanos de tiempo, en los peores casos, o un pequeño charco en los mejores. Uno de estos mundos es el Centro Penitenciario de Albolote. Aquí la palabra tiempo, cobra su significado más crudo, puesto que es precisamente este vocablo el que los internos preferiríamos no tener en demasía. La única ventaja, tal y como apuntaba en principio, es que entre estas cuatro paredes no hay excusas para no retomas el sano hábito de la lectura. De eso se ocupan en gran parte los encargados de las escuelas y bibliotecas modulares, los voluntarios que generosamente acuden al centro para promover los clubs de lectura y finalmente los compañeros y compañeras que trabajan en la biblioteca central, que reciben, catalogan, clasifican, reparten y recogen los mas de 24.000 libros de que dispone el centro, así como de la prensa diaria que también recibimos.

Son muchas las temáticas que se pueden encontrar en una biblioteca: novela, ciencia ficción, aventuras, biografías… Quisiera dedicar unas líneas a una temática en particular que seguro muchos de nosotros conocemos: los nombrados “libros de autoayuda”, son muchas las personas que opinan que este tipo de literatura no va con ellas, que no sirve para nada y que son libros para fracasados emocionales y gente con poca autoestima. No seré yo quien quiera hacerles cambiar de idea. Evidentemente estos libros no son para todos los públicos, igual que a uno puede encantarle El Quijote y a otro aburrirle hasta el extremo, no debemos hacer un juicio de valor basado en prejuicios. La realidad actual, por el contrario, nos lega una clara evidencia: en lo últimos tiempos esta temática está alcanzando una elevada cuota de mercado y son casi siempre una apuesta segura para cualquier editorial que los publique. Si no fuese suficiente con la temática, la inmensa mayoría de los autores de este tipo de libro son caras conocidas por el gran público, que propicia su aceptación y consigue llegar más al consumidor final. Es triste, pero siempre vende más una marca conocida aún sin ser ésta de mayor calidad literaria.

En la actualidad podemos encontrar “libros de autoayuda” que aconsejan de un sinfín de temas cómo dejar de fumar, cómo adelgazar. Cómo triunfar en los negocios, cómo ligar, cómo criar a los hijos, cómo superar un trauma, cómo vencer el miedo a volar…, existen tantos temas como problemas pueda tener la humanidad. La cuestión importante es ¿estos libros realmente funcionan, nos ayudan en algo? La respuesta a esta pregunta es tan variopinta como los temas de que tratan estos libros. En mi humilde opinión, leer estos libros no va hacer que uno se cure o abandone un mal hábito, en la mayoría de los casos, solo harán pasar un rato entretenido de lectura. Pero si realmente uno cree y pone en práctica los consejos e indicaciones que en ellos vienen, seguramente conseguirá el objetivo que se haya propuesto. Particularmente nunca he creído que la felicidad la dé ningún libro, por muchos años y muchos lectores que tenga. Todo está en la mente, depende solo de nosotros usarla correctamente.

Ezequiel Real

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: