Me gusta la Navidad – Por Mª Nieves

Captura de pantalla 2015-01-29 a las 7.56.42

Los orígenes de la celebración de Navidad se remontan a la antigüedad. Con el trascurso de los siglos han ido apareciendo, en los diferentes países, personajes legendarios encargados de llevar regalos a los niños. Es el caso de la Befana italiana (cuyo nombre deriva de Epifania, epifanía). Este personaje de la tradición popular es representado como una especie de bruja benévola, una vieja que se desplaza volando en escoba y que reparte juguetes a los niños que han sido buenos.

Los tiempos han cambiado y muchos tienen la firme convicción que “la Navidad” es solo una época en la que los comerciantes aprovechan para fomentar el consumismo y las compras convulsivas. Por eso desde noviembre comienzan a preparar y adornar sus escaparates y comercios de la forma más atrayente posible tratando de conseguir que hagamos nuestras compras con la antelación necesaria para librarnos de agobios, y de paso que gastemos más.

Pero lo cierto es que durante unos días nos dejamos envolver por un ambiente festivo, y repetimos rituales esperando que se cumplan nuestros deseos. En esos días nos volcamos con más altruismo a los demás y sobre todo en los necesitados y desfavorecidos, quizás porque estas fechas nos despierta la bondad, y la fraternidad, las ganas de compartir. También nos encontramos con los que son “anti-navidad”, alegando que estas fiestas les hacen sentir aún más la ausencia de sus seres queridos, o que no soportan la alegría cuando lo están pasando mal, o a los que les molestan las connotaciones religiosas de estas fiestas, olvidando que desde hace muchos siglos celebramos el nacimiento de Jesús de Galilea; para algunos el hijo de Dios; para otros un ser excepcional por su mensaje de paz y amor al prójimo, por tenderles la mano a los más necesitados y regalarles el sueño de una esperanza.

No hay nada de malo en la Navidad ni en el mensaje de Jesús que pueda molestar, ya sea creyente o no, por tanto no debería ser objeto de rechazo; es más creo que si toda la humanidad siguiéramos sus enseñanzas como él nos las transmitió este mundo seria otro, mucho mejor.

Reconozco que me gusta la Navidad, incluso en estos momentos que no son los mejores para mí, ya que las debo pasar lejos de los míos. Igualmente la celebro recordando aquellas que sí estuve con ellos, e intentado dar ese cariño y amor a los que tengo cerca, y disfrutando el que recibo de ellos.

Mª. Nieves

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: