Labios

Siempre fueron sus labios los que marcaron cada día, cada instante de su existencia en aquella época mágica. Labios que hipnotizaron su mirada aquella mañana que se encontraron. Labios dulces, como descubrió tras el primer beso. Labios de mar verde y gris, de lluvia de verano, de viento frío y de nieblas de invierno. Labios que le regalaron las palabras de amor y odio más hondos, felices y dolorosos de su existencia.

Ahora, hoy, en esta nueva mañana de ausencia de ella, y desde la calmada seguridad que le da su desesperanzada tristeza, él siente, que la única verdad que le queda es que nunca volverá a besar.

A. V.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: