Salidas al exterior con la pareja

Como tantas cosas en la vida, este título parece una cosa y es otra. Como cuando conocemos a una persona y le contamos como somos o, cuando contamos una película o, soportamos la publicidad. Como quiera que la Publicidad Engañosa, dicen que esta prohibida bajo pena de fuerte multa, incluso cárcel, aclaremos esta cuestión lo antes posible, por seguridad.

Salidas al exterior de la prisión para acudir a médicos o diligencias, acompañado con la pareja de la Guardia Civil”. Ya no me pueden multar ni encarcelar más. Este es el título verdadero, tanto como el anterior, pero más completo y certero, nada que ocultar, nada que esconder. Un poco de marketing para crear expectación o para vender más, si tengo ya su atención, bien empleado esta.

Todo el mundo es Inocente hasta que se demuestre lo contrario “Máxima Constitucional”, que como otros derechos: Trabajo y Vivienda Dignos, por ejemplo, fueron escritos, al parecer, sobre papel mojado o sobre una barra de hielo.

¡¡Inocente, con grilletes y llevado por dos Guardias Civiles!! ¿Qué pensaría usted? Pues lo mismo que todo el mundo: “valla elemento, ni que yo fuera tonto, a mi me la va a pegar, ese inocente, cuidado coge a los niños…”

Esto es lo que nos espera, junto con otras lindezas, cada vez que nos sacan de paseo. Cada excursión guiada es una experiencia, todas y cada una son, como el primer amor, imposibles de olvidar, dejan huella en lo más profundo del corazón y de la mente. Son difíciles de superar, un trauma, con muchísima tensión de nervios, arterial y humana que debemos poder controlar por salud, por saber estar y por dignidad personal.

El que suscribe padece varias enfermedades, ninguna contagiosa y, por desgracia, muchos médicos que visitar y aunque no tengo queja de “La Pareja”, muy al contrario, solo agradecimiento a sus personas, ya hace tiempo que tomé la decisión de no salir nunca más a ningún matasanos. No por la dureza del trayecto o por los compañeros de excursión, ni por la escolta, todo esto lo he conseguido controlar, lo que me hizo tomar la decisión de ponerme solo en las manos de dios, es precisamente por la falta absoluta de humanidad y el mínimo respeto del medico al paciente, créanme esto es Intolerable y mis tragaderas ya no pudieron soportarlo mas. “Un preso no es un enfermo, atado y protegido no se va a la consulta, a cada paso se produce alarma social y cuanto antes desaparezcas mejor para todos”.

Solo pondré tres ejemplos: he sido operado, en dos ocasiones, de los ojos y a pesar de ello continuo viendo poco y mal. La óptica que viene a prisión, observa algo raro en mi fondo de ojo y me envía al oftalmólogo. Tras su atenta observación, Gracia Divina, “todo esta bien, todo es normal, será por la edad”. Continuo sin ver un carajo y lo palio un poco gracias a unas gafas prestadas.

He sobrevivido a dos infartos, teniendo colocados dos stend (muelles para abrir las arterias principales del corazón), a pesar del tratamiento, continuo sufriendo periódicamente episodios de angina de pecho, algunos con perdida de conocimiento y, después de ser atendido por el cardiólogo, otra Gracia Divina, todo esta bien, todo es normal, será por la edad. Sigo con todos los síntomas y tentando mucho a la suerte.

Por ultimo también puedo contar, después de dos ictus cerebrales, con caídas y pérdida de todos los sentidos. Con mucha tenacidad recuperar las secuelas funcionales que quedaron, casi todas, pero las que me quedan y después de pruebas y visitas al neurólogo, nueva Gracia de Dios, todo esta bien, todo es normal, será por la edad. Continuo con mis dolores y deficiencias pero, sin duda, los Sres. Especialistas que te atienden, esposado y escoltado, tendrán la razón. No pondré mas ejemplos, aunque me sobren, los expuestos, solo han sido para ilustrar mi decisión de no ver a ningún medico más, hasta que recupere la libertad. Con cincuenta y cinco años, diez patologías certificadas y veintisiete pastillas diarias de tratamiento prescrito, es innegable que Dios continúa conmigo, pero ya saben… todo esta bien, todo es normal y será por la edad. Desde que estoy en la cárcel, señores especialistas de la noble Ciencia Médica, con todo respeto, el que ustedes no merecen, deberían recomendar a todos sus pacientes que pasen unas vacaciones en este Balneario llamado Macro-Cárcel, porque, como según ustedes, aquí todo el mundo mejora de sus dolencias y, de paso, reducen las listas de espera. Esto, Doctores, se llama Irresponsabilidad manifiesta y en términos penales, Intento de Asesinato que, por padecerlos en la trena, tenemos todo el derecho a guardar silencio y continuar mejorando.

Muy a mi pesar tengo que soportarlo, entenderlo y respetarlo puesto que todos tenemos derecho a equivocarnos pero me cuesta mucho, lo reconozco, el no tener derecho a discrepar, solo queda encomendarse al Todo Poderoso y como hizo Él, pedir que los perdone porque no saben lo que hacen, aun siendo especialistas de profesión, pero que así sea, que Dios los perdone si puede, yo no puedo hacerlo.

En este tiempo de relax también he tenido problemas sobrevenidos con mi pensión por incapacidad, con mi ex mujer e hija por su pensión alimenticia y también con dos internos que he tenido que denunciar. Entre unos y otros, he tenido que salir a diligencias otro montón de veces que, junto con las anteriores y algún ingreso en Urgencias, creo que me capacitan para dar una opinión razonable y razonada sobre esta cuestión de las rutas exteriores, compartidas siempre, con mi pareja. Me hace, en justa correspondencia, dedicar unas líneas a este Cuerpo de Seguridad del Estado “La Benemérita”.

Estos Señores tienen mas psicología, corazón, humanidad y bemoles que todos los demás especialistas juntos (léase, todos los demás especialistas juntos), distinguen perfectamente entre quien miente o dice verdad, los que van por derecho o se la quieren colocar, tratando a cada uno como se merece, cumpliendo con su responsabilidad de guardia y custodia de los excursionistas y sus medidas de seguridad.

Gracias de todo corazón, pareja, por vuestra compañía, trato, profesionalidad y tacto, aunque la mayoría no lo sepa apreciar y me señalen con el dedo, o con las miradas, por vuestra presencia. Aunque esté encerrado, no me avergüenza y siempre será un orgullo poder contarlo, aun pasándolo mal, no por ustedes pero si por todos los demás.

Un café con leche y un cacheo después de huellear y antes de embarcar. El transporte utilizado para los desplazamientos es un pequeño furgón conocido como “el canguro” con capacidad para cinco reclusos, esposados y encerrados más dos escoltas, conductor y acompañante. El trayecto hacia el campamento base, ubicado en los calabozos de la Policía Nacional y dentro de los Juzgados, dura aproximadamente media hora, siendo imposible disfrutar del panorama. Entre la angustia de ir encerrados y maniatados, los baches, curvas y frenazos, termina siendo una tortura con ansiedad, mareado y los huesos doloridos, sumándose la incertidumbre por el motivo desconocido de la salida, llegamos al centro logístico. Una larga espera, junto con todos los turistas del día, en la Suite Presidencial de veinte metros cuadrados y sofá de piedra, fumando cigarrillos y/o porrillos hasta que llegan los turnos. Para diligencias basta subir en el ascensor y si la cita es para médicos, otro paseo en el canguro, en ambos casos, con todas las medidas reglamentarias, siendo especialmente duro para los que aun nos queda algo de vergüenza, pasar en estas condiciones entre las personas, sus miradas, comentarios, el apartarse a tu paso como si estuvieras apestado y recoger a los niños, no se los valla a comer el lobo. ¡¡Durísimo!!

Concluido el motivo de la salida, vuelta al campamento base, a la suite y esperar turno para regresar a casa, otra vez, en el “Marsupial Metálico”. La jornada oscila entre seis y ocho horas, duras por todo y por todos. Rematado al llegar, por el final de fiesta, degustando una opípara comida, por supuesto, fría.

Termino como empece, también soy partidario de cambiar la Constitución, por la sucesión de la corona y tantas otras cuestiones de vital importancia y trascendencia, pero, sobre los derechos de los españoles, basta con decir, “Que se cumplan”.

Anuncios

Un comentario sobre “Salidas al exterior con la pareja

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: