MI ADOLESCENCIA EN CONCIERTO CON Q71

Cuando alguien se encuentra privado de libertad, siempre se habla de lo que se echa de menos a la familia. Pocas veces se habla de los amigos y no podemos olvidar que son algo esencial tanto en la calle como aquí dentro. Yo ya llevo desde el 2010 aquí dentro y a mis 38 años, debido a que mis trabajos han estado vinculados a la hostelería y a la noche, he conocidoa mucha gente, pero amigos, lo que se dice amigos, se pueden contar con los dedos de una mano, aunque sí es verdad que hubo, hay y habrá uno en especial. Tengo que confesar que desde que estoy aquí, he comenzado a escribirle decenas de veces, pero nunca había terminado ninguna de esas cartas. Nosotros siempre hemos sido vecinos, pero íbamos a colegios diferentes, por lo que nuestra amistad comenzó a los catorce años en los Recreativos Pata. Estábamos siempre juntos y hasta que cumplimos los veinticinco no nos separamos jamás, es más ni tan siquiera tuvimos una discusión.

Captura de pantalla 2013-08-17 a la(s) 18.02.54Solamente con mirarnos sabíamos lo que estábamos pensando. El caso es que yo me casé, luego él, y poco a poco fuimos separándonos aunque seguíamos por supuesto siendo amigos pero ya nos veíamos menos. Bueno pues hace alrededor de un mes, por fin le escribí una carta y se la envié y a las dos semanas recibí una suya, en la que me recordaba lo amigos que somos y que la verdad, estaba preocupado, pues pensaba que había hecho algo mal o que a mí me había molestado y por eso yo no le había escrito nunca. Esta carta me hizo emocionarme y pensar, recordar el pasado y me vino a la mente lo pesadito que se ponía a veces con la música de su grupo favorito The Queen. Al día siguiente de ecibir su carta, como todos los días, me voy a mi destino en la revista y mira por donde, Mercedes está preparando el programa de actos para la semana cultural con motivo del fin de curso y el primer día actúa un grupo madrileño llamado Q71 que hace versiones de Queen. Yo sin ni siquiera pensarlo, les comento a mis compañeros que si no les importa, el artículo de esta actuación lo haga yo a lo que ellos no ponen ninguna objeción. Y llega el día del concierto. Estamos sentados en la segunda fila del salón de actos, mi pareja Estefanía se encuentra a mi izquierda, ella está al corriente de lo de la carta de mi amigo y de que éste era su grupo favorito. Comienza el espectáculo y en cuanto escucho el bombo de la batería, ya se de qué canción se trata, We Will Rock You, y al ritmo de la música yo con mi inglés personalizado, puesto que no se ni una palabra, voy cantando la canción. Cuando acaba, noto que Estefanía me miraba como diciéndose, “menos mal que era a su amigo al que le gustaba este grupo”. Continúan con un Rock and Roll y de pronto como si me hubiera teletransportado, nos veo a mi amigo y a mí, él en su Yamaha Yog y yo en mi vespino, adelantándonos el uno al otro, subiendo al túnel de la Gorgoracha como si de Kevin Swanz y Mike Doohan se tratase.

Captura de pantalla 2013-08-17 a la(s) 18.03.46Recordé, cuando un día de verano, él iba en su moto con la minicadena en el hombro escuchando a cómo no, The Queen y le patinó la rueda delantera a cosecuencia de la gravilla lo que le causó una caída. Al ver el porrazo que se había dado, un hombre de avanzada edad, rápidamente se presentó en mitad de la carretera y mi amigo, magullado alzó los brazos creyendo que aquel tipo iba a ayudarlo a levantarse, pero cual fue nuestra sorpresa cuando vimos al individuo recoger las pilas de la minicadena que estaban esparcidas por el asfalto y echar a correr como buenamente podía, dejando a mi amigo allí tirado y sin saber si reir o llorar. Pero la explosión que sentí dentro de mí fue con el siguiente tema.

Oir la primera palabra, Máma, y enseguida supe que se trataba de Bohemian Rapsody. Cerré los ojos, eché mi cabeza sobre el hombro de Estefanía, y ese piano me llevó a la habitación de mi adolescencia, allí estábamos los dos, con la luz apagada, yo tumbado en la cama y el reclinado en la silla de mi escritorio, con la música en el Pionner a todo volumen. Cuando acabó la canción, levanté la cabeza y vi el hombro de Estefanía mojado, ella sin decir nada sacó un pañuelo de papel de su bolso y me lo dio, pues sin darme cuenta había estado llorando durante esa maravillosa canción. Me encontraba en un mar de recuerdos y sensaciones al comenzar la siguiente, cuando de pronto vi a mi amigo junto a mi, en el vagón de un tren Talgo, contábamos apenas con la mayoría de edad, íbamos a cumplir el sueño de nuestras vidas, ver al F.C.Barcelona en el Nou Camp. Por supuesto esa canción no podía ser otra que We Are The Champions.

Siguieron con la letra de Dear Friends y mi mente voló hacia una feria de agosto, donde mi amigo se ligó a Sandra “la catalana” una chica muy atractiva que venía desde Barcelona a veranear a Motril y yo me había ligado a su prima. Acabábamos de entrar al piso de mi madre, no había nadie, yo me dirigí con mi amiga a mi habitación y mi amigo y Sandra, la verdad, no se ni para donde tiraron, el caso es que al rato de estar en la casa, escucho que se abre la puerta de la calle, me levanto, salgo corriendo de la habitación y me encuentro a Sandra en mitad de la cocina, con la luz apagada y mi amigo con la cabeza dentro de la nevera dando la impresión de estar buscando algo. El tonto cuando llegamos, en vez de irse al salón con ella, había venido por el pasillo detrás de nosotros y al ver que nos habíamos encerrado en la habitación, allí mismo se quedó, en la cocina con su ligue.

Captura de pantalla 2013-08-17 a la(s) 18.04.02 El concierto terminó y yo con el corazón en un puño, la mente saltando de lugar en lugar y de recuerdo en recuerdo, de pronto volví a verme en la segunda fila del salón de actos del Centro Penitenciario junto a mi Estefanía.

Solo le pido a Dios que tanto mis hijos como los hijos de mi amigo, encuentren una amistad tan buena y sincera como la nuestra.

Espero que pronto volvamos a vernos en la calle. Te quiero tío.

Pepe Principal

Módulo 11 

Anuncios

3 comentarios sobre “MI ADOLESCENCIA EN CONCIERTO CON Q71

Agrega el tuyo

  1. Me has hecho recordar cosas maravillosas. Me he preocupado, me he asustado. Si estoy recordando es porque no estoy viviendo eso. No tengo amigos. No comparto. No ….
    Tengo que buscar amigos, quiero amigos, …

  2. gracias amigo, desde que la puta droga se llevo al pedrin y eso hace mas de 10 años mis ojos no habian vuelto a soltar una sola lagrima. te aprecio y te quiero y aqui me tendras siempre para lo que pueda ayudarte. ¡¡¡¡¡ que ganas de darte un abrazo ¡¡¡¡¡¡¡

    1. Hola amigo, como ves todo llega y ese abrazo que querías darme, al final se hizo realidad en el mes de febrero, en el próximo permiso nos vemos tío. TE QUIERO. Pepe Principal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: