Indultos que causan asco, pena y vergüenza

[J. F.N.R.]

Cuando tuve conocimiento de la noticia del indulto del directivo del Banco de Santander Alfredo Sáenz, por decisión del Consejo de Ministros del Gobierno del PSOE, permanecí pensativo en la cama de la celda que ocupo.

Un sentimiento de rabia y asco me llenó la cabeza de recuerdos de tantos años de prisión, viendo a tantos entrar y salir por una puerta rápidamente. A mis oídos retornaban las voces del programa La Ventana, de Gemma Nierga, en su conexión semanal con el Centro Penitenciario Valdemoro. Una ventana a la prisión, en la que los martes por la tarde  y con sarcasmo se solía preguntar: ¿Habéis visto a los Albertos por ahí dentro pagando su condena de 4 años y 6 meses?

Me hacía gracia pensar en la posibilidad de verlos en la cola del economato, jugando al parchís, comiendo en las bandejas y duchándose a la vista de todos.

La realidad siempre se repite: “la cárcel no está hecha para los poderosos”.

Cada cierto tiempo, algunas noticias me dan la razón. Recuerdo hace un año ver por Albolote al constructor granadino José Ávila Rojas, condenado a 8 años. Suerte tuvo el hombre de que a los 6 meses se fue en tercer grado, cuando multitud de personas de todas las cárceles no les queda más remedio que cumplir 3/4  partes de sus condenas sin poder disfrutar de un permiso ni de la libertad condicional.

Un amigo taleguero me decía que los poderosos tienen dos barajas: una para ganar y otra para no perder. Le tengo que dar la razón.

Cuando he tenido conocimiento de que en Islandia a los banqueros los están haciendo responsables de las quiebras y los van a condenar a prisión, me da envidia de su justicia. Posiblemente sea un oasis en el desierto, pero es un ejemplo de limpieza y seriedad.

La verdad es que en España, tras comprobar los casos de privilegio que tienen los poderosos,  me produce asco, pena y vergüenza. Los que tienen que dar más ejemplo se cubren las espaldas los unos a los otros.

Nota: El artículo está escrito antes de conocerse el indulto de Miguel Montes Neiro , el preso más antiguo de las cárceles españolas, en el último de Consejo de Ministros celebrado hoy.

Anuncios

Un comentario sobre “Indultos que causan asco, pena y vergüenza

Agrega el tuyo

    1. Buenos dias, es cierto que hay indultos que causan asco como son la mayoria de los que se nombran, veo que en esa lista nombran a José Avila Rojas, persona que aun sigue cumpliendo su pena cada noche y fin de semana en articulo 100.2 de RP. NADA DE INDULTO, más una cuota muy pero que muy elevadísima de responsabilidad Civil. Por favor, antes INFÓRMESE

      El diseñador de La primera edicion de la Voz del Mako..FJCB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: