Olor a presidio

Manuel M.

Olor que te golpea como un mazo, olor indescriptible para el que no lo ha sentido y percibido. Este olor que te recibe en el módulo de ingresos te acompañará por todo el recinto penitenciario, y hace que entiendas que has entrado en otro mundo, que tu vida ha cambiado, que tus hábitos y modos de vida van a ser completamente distintos. 

Olor que percibes como miseria moral, como penalidad por tu conducta, que impregna toda tu persona, tus ropas y vestidos, y que crees que jamás te abandonará.

¿Por qué? ¿Cuál es la razón? ¿Es que el sistema necesita que el penado sienta ese especial golpe en su consciencia para que sepa dónde se encuentra? ¿O es tu complejo de culpa el que te conduce a esa desagradable sensación? ¿No existe en esta sociedad ningún producto capaz de diluir ese terrible golpe en el olfato? ¿O es tu propio remordimiento el que magnifica esa sensación?

Por favor, diluyamos ese terrible efecto con ayuda psicosocial que nos lleve a aceptar nuestra triste realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: