¿Tenemos en prisión derecho a indignarnos?

[Por J.F.N.R.]

Acabo de finalizar la lectura del libro ‘¡Indignaos!‘, de Stephanel Hessel, que ha servido de inspiración al movimiento 15-M. Hessel es el único intelectual de la primera redacción de los Derechos Humanos que aún continúa vivo. En su libro hace hincapié en el derecho a mostrar indignación hacia nuestros gobernantes con el fin de que propongamos cambios de forma pacífica. Pero me pregunto:

¿Tenemos en prisión derecho a indignarnos? Creo que no.

Si muestro mi indignación hacia un compañero, soy un chivato; si la muestro hacia un funcionario, espero posibles represalias; y si la muestro hacia la Institución, me puedo comer la condena a pulso. Si nos indigna la comida y procedemos a salir todos al patio para mostrar nuestra indignación, se buscarán a los cabecillas y se les castigará por amotinar a los demás presos. Si muestro mi indignación porque sospechosamente unos entran por una puerta y salen por otra, puede ser motivo de castigo.

En resumen, el derecho humano a mostrar nuestra indignación está revocado y preso.

Artículo relacionado: Spanish Revolution

Anuncios

7 comentarios sobre “¿Tenemos en prisión derecho a indignarnos?

Agrega el tuyo

  1. es toda una lástima pero a la vez toda una realidad… las cosas ahí tienen significados y formas de verlas muy diferentes, por desgracia, claro… en fin… paciencia y saludos!!

    1. Por desgracia, al estar en privación de libertad estais expuest@s a este tipo de situaciones. No sólo se demuestra la “indignación” saliendo a protestar, hay muchas otras situaciones y actitudes que lo ponen en evidencia y que no tienen represalias. Por ejemplo, escribiendo en un blog. 😉 A seguir así.

  2. sí es una mierda, la carcel no solo controla tu cuerpo fisico sino tambien a la persona en si.es una cloaca de miedos. la represalia es un seguro por lo mas minimo. pero la calle solo es una grado menor, el cuarto grado, al fin y al cabo mas control eso si totalmente democratico y basado en el art. 75, digo en nuestra seguridad,
    salud que es lo que mas se necesita ahi dentro y fuerza para indignarte o hacer lo que te de la gana sin perder tu dignidad a costa de lo que sea.tu decides pero que no te vacilen, no seas el conejo que jamas alcanzara la zanahoria!!!!

    1. Gracias por tu opinión y tus palabras de aliento y trasmisión de fuerzas. Jamás seré conejo; mucho mejor, águila libre. Fdo.: Jesús

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: