Prejuicios

[Por M. S.]

Abordo aquí un tema relacionado con las últimas Jornadas de la UNED sobre exclusión social: la existencia y dinámica de los prejuicios, dentro y fuera de las prisiones.

El prejuicio puede definirse como la incomodidad que notamos cuando nuestra cabeza nos pide que analicemos cada situación con todas sus circunstancias, pero el corazón nos insta a catalogarlo todo ya. Es lo fácil.

Como presos los prejuicios nos acechan en varias fases y más que a otros ciudadanos. Así, mientras nos van juzgando, toman la forma de ese determinismo que tanto apetece a los jueces, según el cual tus circunstancias determinan lo que eres. Dicho de otro modo: el ambiente hizo de nosotros unos delincuentes. Pero al ser cada uno “de nuestro padre y nuestra madre”, ¿qué hacemos cuando una explicación “de libro” no sirve? O si estamos programados de esa forma, ¿cómo nos hacen responsables de nuestros actos? No, está claro que la cosa no funciona así.

Y tras el juicio y la consiguiente condena, lógicamente llegan los ‘post-juicios’, que no son sino nuevos prejuicios que, por ejemplo en el patio, tal vez se vean en forma de mitos y motes, rumores, envidias, etiquetas, miradas por encima del hombro, incluso un clasismo bastante paradójico dadas las circunstancias… Todos hemos caído o caeremos alguna vez en esas actitudes insensibles.

En cuanto a los profesionales que intentan ayudarnos y sacar de nosotros nuestro lado potencialmente “bueno”, seguro que más de una vez, por la masificación de internos se ven tentados a aplicar modelos, protocolos, informes o notas subjetivas. Es lógico que “se les escape algo”, pues este sistema penitenciario actúa de modo personalizado pero a la vez universal, y como somos muchos aparece el peligro de generalizar. De todos modos, confiamos en que en general nos tratan con sensibilidad y consideran cada caso con profesionalidad (sin que de momento haya evidencias claras de lo contrario).

¿Existen soluciones para estas problemáticas generadas por los prejuicios? Sonará a tópico, pero como dice cierta canción: “Para que el mundo sea un lugar mejor, mira a ese hombre en tu espejo y dile que cambie”. Acércate hoy a ese compañero del patio al que nunca saludas (a lo mejor no muerde, o no es el tipo de persona que pensabas). Confírmale al educador o al psicólogo que eres un individuo con algo positivo que aportar. Cuando en las noticias de TV apliquen los clichés de siempre, cambia de canal. O sigue en el mismo, pero al menos piensa. Nos costaría esfuerzo hacerlo, pero cambiando nuestro modo de pensar, una convivencia con menos prejuicios ayudaría para que, cuando salgamos de aquí, desterremos el mayor de todos, el que abastece esa caja inmensa cada vez más atiborrada de gente, con la etiqueta que dice “ex presidiarios”.

Anuncios

4 comentarios sobre “Prejuicios

Agrega el tuyo

  1. buena reflexion……pero cuando coño cambiaremos nuestra forma de pensar?(los que estamos fuera)de ver a los presos como bichos malos, y cuando coño los que estais dentro os areis la convivencia mas comoda entre vosotros(si al fin todos estais dentro) y como decia nose quien lo malo no es robar lo malo es que te pillen saludos y fuerza para sobrevivir hay dentro………P.D ENHORABUENA POR LAS 8000 VISITAS DE LA PAGINA…….tenemos que hacer algo grande para que esto sea sonao jajajaja

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. Hay que dar a conocer el mundo penitenciario a la sociedad, pero NO como se hace habitualmente: a más de un@ se le iba a quitar la tonteria. Y mas hoy en día, donde por cualquier cosa entras al mako

    1. Estoy totalmente de acuerdo los prejuicios están fuera y dentro de las prisiones!
      Felicitaciones !!muy interesante esta página

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: