El comienzo

[Por Azahar]

Después de superarlo con ayuda psicológica, porque la mayoría necesitamos ayuda de una persona especializada, te crees que ya estás bien y no es así. La sombra del maltratador te sigue.

Hay muchas noches que te levantas sobresaltada, sufres pesadillas y crees que va a volver. Pero eso no es nada, el problema grave es cuando intentas rehacer tu vida con otra persona, te vuelves muy observadora, te fijas en todos sus movimientos, gestos, sonrisas e incluso, cuando lo ves dormido, lo observas y te preguntas ¿me volverá a pasar?

Sin querer, te sigues haciendo daño en tu nueva vida. No soportas que se te acerquen por la espalda aunque el gesto sea para darte un abrazo. No soportas que intente jugar contigo aunque sea para hacerte cosquillas e incluso en la relación sexual no eres tú, porque la mayoría de las mujeres maltratadas somos violadas por nuestros verdugos.

Es difícil explicar todo lo que sientes en esos momentos, algo tan bonito y natural entre una pareja como es jugar, reírte, dormir con él, se vuelve sin querer un tormento para ti. Tu persona ha cambiado totalmente, intentas encontrarte pero no sabes quién eres, ya no te acuerdas de tu comportamiento habitual.

Normalmente sin quererlo tú misma provocas situaciones con tu actual pareja y le haces sufrir. Hay hombres que luchan por ti y saben que esa persona super arisca no eres tú y con mucha paciencia y amor consiguen que te relajes un poco, que vuelvas a abrir tu corazón y llegues a pensar que todos no son iguales. Eso es verdad: “todos no son iguales”.

Aunque también hay muchos cobardes que no entienden el sufrimiento que llevas en tu cuerpo, que es el que te hace desconfiar y huyen. Valientes cobardes.

Pero lo dicho, “todos no son iguales”, hay hombres que saben amar y aman de verdad.

Hoy en día me siento bien. Ya han pasado once años y he encontrado a un hombre que ha luchado por mí y ha sacado mi verdadero yo. Al menos a su lado me siento mujer y sé que tengo derechos como persona, aunque mi subconsciente a veces me juegue una mala pasada porque la huella de mi maltratador la llevo en mi cuerpo marcada.

PD: Nunca llegamos a recuperarnos 100 por 100, pero sí un 80% y eso es lo que cuenta. Vuelvo a sonreírle a la vida. Gracias a Dios sigo viva.

Anuncios

5 comentarios sobre “El comienzo

Agrega el tuyo

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: