Carta abierta a mi adorada niña del alma

[Por L. H. V.]

Qué dolor tan intenso, la herida en mi alma que no cicatriza. Lamentos, angustia, tristeza. Llora mi alma lágrimas de sangre entre barrotes de hierro, muros de piedra, alambres de espino, cadenas invisibles, que asfixian mi alma, con la segura victoria de lograr vencer y lograr quitarme la ilusión por un día volver a encontrarme en libertad, junto a mis seres queridos. ¡Qué lejos estoy de mi adorada “niña” del alma! Sin poder verte, acariciarte, besarte, mimarte y cuidarte como tú te mereces. Sin ni siquiera escuchar tu cálida y dulce vocecita diciéndome: “¿Mami, tu me quieres?”. Yo, con todo el amor hacia ti, te miro, contemplo tu piel de nieve, tus mejillas rubíes, tus ojos de miel, tus labios pétalos de rosa, tu pelo azabache, con ensortijados rizos; en tu mirada, la inocencia y el brillo de la curiosidad de un ser que comienza sus primeros años de vida. Entonces respondo: “Te quiero muchisimo, mi pequeña princesita”, y tú me interrogas de nuevo: “¿Cuánto es muchisimo?”. Te abrazo y te digo: “¿Ves esas nubes?” “¡ Sí, mami” “! Imagínate que te quiero desde la tierra hasta el cielo, y mas allá de las estrellas en la inmensidad del Universo”. Tu sonríes, mostrando tu alegría y me das un beso. En esos momentos me siento inmensamente feliz, dichosa de tener una preciosa hija que me da su amor sincero sin limites. Porque ¿hay algo mas bello que el amor sincero de un niño?. Con insaciable curiosidad me haces otra pregunta: “¿Siempre estarás conmigo?” Claro que sí, mi dulce tesoro, para cuidarte mimarte y disfrutar de verte crecer, hasta que un día llegues a ser una hermosa mujer. ¡Amargo recuerdo!, eco de palabras transportadas por el viento, hasta desaparecer en aquel día de dorados rayos de sol, reflejados en el agua del mar, brillo plateado e intenso azul. Me cegaron los sentimientos, el dolor, la desesperación, el rencor, el odio. Te apartaron de mi lado, valiéndose de mentiras y bajezas mezquinas. Pero todo esto, no me exime del delito cometido y ahora tendré que pagar hacia esa persona y hacia la sociedad. Aunque estar en este lugar es “leve”, pues mi autentico castigo es estar sin ti. Llevo ya quince meses sin poder verte, ni darte un solo beso. Cuánta tristeza, cuántas lagrimas derramadas, día tras día en mi mente el duro tormento de no saber de ti. Pero aún albergo la esperanza de que algún día puedas llegar a perdonarme, el no saber encontrar la forma de haber permanecido a tu lado. Tan solo le pido a Dios, la fuerza de espíritu para poder soportar esta cruz; y hacer más llevadero su peso desde esta prisión, sin que se cierna sobre mi la oscura, gélida, fría noche eterna.

Anuncios

10 comentarios sobre “Carta abierta a mi adorada niña del alma

Agrega el tuyo

  1. joderrrr……en vez de parecer reclusa pareces una poeta que pena que esa historia sea tu realidad tengo a mi dulce niña aqui a mi lado con un añito la miro y me haces llorar de pensar que algun dia yo le falte… animo que seguro que ya mismo la puedes abrazar y no defraudarla mas piensa en ella antes de dar otro paso en vano suerte

    1. Te estoy muy agradecida por animarme, no te imaginas lo mucho que te agradezco tu mensaje. Te diré que desde el interior de estos muros a uno le afloran más la sensibilidad y los sentimientos. Con toda seguridad que jamás volveré a cometer otro error igual, buscaré otras soluciones armándome de valor, paciencia, calma. Reconozco que cuando tenemos un problema a veces nos supera y no vemos la solución, pero está ahí.
      L. H. V.

  2. Hola. Durante un tiempo supe lo que era separarme de mi hijo a intervalos de tiempo que se me hacían eternos. Lloraba sabiendo que él también estaba llorando con esa telepatía que sólo conocemos las madres.
    También he conocido hijos de madres que en su día pasaron una experiencia como la tuya. En su día me lo contaban, que besaban a su mamá por un cristal. Hoy esos hijos tienen otros hijos, y la chica que pasó tanto tiempo en la cárcel hoy es una madre y abuela feliz, pasea a su perro, celebra los cumpleaños de sus nietos y los recoge a la salida del colegio. Todo eso puede estar esperándote si tienes la fortaleza de poder resistir. Tienes, tenéis la suerte ahora de que cosas como este blog os sirvan de ayuda para ordenar las ideas mientras pasa el tiempo. Un abrazo

    1. Muchas gracias por tu mensaje. Le pido al Señor que yo algún día sea una abuela feliz viendo a mis nietos y mi estancia en prisión llegue a quedar en el olvido.
      L. H. V.

  3. Hola!!! soy de Argentina, me encanto tu carta…. la verdad es muy triste lo que te pasa pero también es muy triste lo que hiciste….creo que vas por el buen camino, reconocer tu error y de ahí en adelante caminar siempre mirando el futuro..imagínate siempre junto a tu hija. Abrazo grande

    1. Flavia, gracias por tu mensaje. Espero algún día poder volver a abrazar a mi hija y decirle lo mucho que la quiero estando en libertad y junto a ella.
      L. H. V.

  4. Enhorabuena por la iniciativa.Estoy orgullosa de que sea además la Diputación de Granada la que respalde su andadura.
    Precioso post el de esta madre.Gracias por compartir los sentimientos con nosotros,compartir el dolor, la alegría o la añoranza nos hace a todos algo más libres.

    1. Ana, gracias por tu mensaje.
      En mi carta explico los motivos que me llevaron a estar en prisión. El poder contarlo en el blog es una forma de desahogarme y ciertamente de sentirme más libre.
      Si alguna mujer tiene problemas en su matrimonio y llega a una situación límite como la mía, que tenga mucha calma y paciencia para encontrar la solución adecuada antes de cometer un error parecido al mío.
      Gracias otra vez.
      L. H. V.

  5. hola soy zaidinero te escribo para felicitarte de nuevo y para darte muchos animos espero que que pronto salgas del abujero se que estais ilusionados con este nuevo proyecto y se que os hara ilucion que alguien os siga os escriba y os felicite como yo saludos y un fuerte abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: