Maltratada

[Por Azahar]

Cuando eres maltratada pasas por varias fases. La primera es la del ¿por qué?. Te preguntas por qué un millón de veces. No llegas a asimilar que el amor de tu vida, tu príncipe azul, te esté haciendo daño. No das crédito a lo que está pasando. Suele empezar con un empujón, una bofetada, los primeros insultos. Estas cosas no las tomas en serio. “Se ha enfadado y ha reaccionado así”, te autoconvences, cuando en realidad es el comienzo del maltrato.

Cuando la cosa ya va más en serio, que de una bofetada pasan a darte un puñetazo y ponerte un ojo morado, romperte la nariz, etc… entras en la fase ¿qué estoy haciendo mal? Se encargan de echarte las culpas. “Es que si no me hubieses provocado yo no tendría que haber pegado, ves cómo no haces las cosas bien”. Lo más fuerte de todo es que mientras te curas el daño que te ha hecho y él permanece a tu lado desvalorándote como persona, tú estás tan absorbida que tu respuesta es: “Sí, mi amor, llevas razón, no lo volveré a hacer”.

Superada esta fase por su parte, porque ya te controla mentalmente y sabe que ya eres su muñeca o más bien su marioneta, para nosotras empieza la fase del miedo, la ansiedad, la pérdida de personalidad. Ya no eres tú. Tu vida gira en torno a él , pierdes todos tus derechos, dejas de pintarte, de vestirte a tu manera e incluso te separas de tu círculo de amistades. No existes.

Después de muchos años de sufrimiento, porque normalmente nos cuesta años por no decir nuestra misma vida darnos cuenta de que algo no va bien, que no te mereces lo que estás penando, viene la nueva fase: la dependencia que tienes hacia tu maltratador. Es como la heroína para un toxicómano y tu droga es él. Sabes que no te está haciendo bien, pero no te puedes despegar de él. “Dónde voy sin él, es el padre de mis hijos, sin él no puedo vivir, ni emocional ni económicamente, tengo que aguantar, no sirvo para nada”.

Así que sigues aguantando, un día más, un mes más, un año más, pero la rutina no cambia. “Con suerte mañana podré salir a comprar el pan porque esta vez no me ha marcado la cara, no tendré que darle explicaciones a las vecinas, esta vez las señales me las ha dejado en la espalda”.

Hasta que viene una de las últimas fases. Es cuando tus hijos empiezan a crecer y a darse cuenta de que papá le está haciendo daño a mamá, que cuando viene papá mamá se pone triste y llora mucho, hasta el punto de que escuchan las voces y se acercan a ti y lloran abrazándote fuerte para que papá no se acerque a ti. Puede que ese día te libres.

Ahí empiezas a percatarte de que tus hijos se dan cuenta de lo que está pasando, que ellos están sufriendo. Es lo que a muchas mujeres les hace reaccionar y huir. Porque no te vas tranquilamente, tienes que huir. Tus hijos no se merecen esa vida.

Con un poco de suerte, consigues que alguien te extienda su mano y te dé ayuda y te dé la fuerza necesaria para sacar a tus hijos adelante. Hay muy pocas ayudas, pero las hay y te agarras a un clavo ardiendo.

Pero tu huida no siempre acaba bien. También está el riesgo de que lo vuelvas a ver y sea la última persona que veas…

(continuará…)

Anuncios

8 comentarios sobre “Maltratada

Agrega el tuyo

  1. Es una historia de terror, ojalá algún día ninguna mujer en el mundo se sienta tan sola como para tener que aguantar tanto dolor. Algo estamos haciendo mal, muy mal, si el miedo a las represalias de un maltratador puede con la esperanza de salir de ese infierno. Espero con muchas ganas el final de esta historia que, si hoy estás contandola, debe tener un final feliz: la vida.

    1. Puede parecer una historia de terror, pero lamentablemente es cierta. La historia es un infierno pero se sale de ella. El final, gracias a Dios, es feliz. Muchas gracias.
      Azahar

    1. Me alegra mucho que te haya gustado, y me hace muy feliz ayudar a la gente. Te agradezco que lo difundas por Twitter. Muchas gracias.
      Azahar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: