‘Angeles de la guarda’ en el infierno

[Por Eros]

Nada más ingresar en prisión, todos los reclusos entran a formar parte del grupo de riesgo por los cambios que implica estar entre rejas, sobre todo por el alejamiento de la familia, el entorno y la presión a la que se sienten sometidos. Si el equipo de médicos y psicólogos de cada centro penitenciario decide que hay peligro inminente, al recluso se le asigna un preso de apoyo, que previamente ha realizado un curso de formación y primeros auxilios. Estos ‘ángeles de la guarda’, sin historia de autolesiones ni tratamiento continuado, y limpios de drogas, ejercen su labor de manera voluntaria y se comprometen a colaborar con el compañero que les asignen y con el educador correspondiente.

El grupo de ‘sombras’ representa como mínimo el dos por ciento de la población de cada penal. Estos ‘ángeles’ ayudan a su correspondiente pupilo a combatir la soledad y la depresión, consecuencia de su aislamiento y del abandono de sus allegados, hasta que llegado el momento puede “volar solo”.

Este programa de prevención de suicidios con la adjudicación de un ‘ángel de la guarda’ comenzó a aplicarse a los terroristas de ETA en 2006, un año después de su creación en nuestro país.

España no puede presumir mucho de sus cárceles en la Unión Europea. Las tiene más saturadas que la media, con menos funcionarios para vigilarlas; sin embargo ha conseguido reducir a la mitad la tasa de suicidios con un plan de choque y prevención que cumple cinco años.

El éxito del programa español de prevención de suicidios, que implica a funcionarios, psicólogos y a los internos que hacen de ‘ángeles de la guarda’, ha traspasado fronteras. En estos momentos, Francia estudia aplicarlo en sus centros ante la alarmante tasa de fallecimientos: 115 en 2009 con una población reclusa de 61.000 internos, frente a los 27 casos ocurridos en nuestro país, contando con 15.000 reclusos más aproximadamente.

Cataluña, como única autonomía con las competencias transferidas en materia de Instituciones Penitenciarias, está pendiente de implantar el proyecto Riscanví, el cual incidirá en una mejor prevención de los riesgos de autolesión. Ojalá en poco tiempo la Dirección General de Instituciones Penitenciarias se interese por él mismo y, llegado el momento de su viabilidad, lo aplique a todos los centros penitenciarios del país.

Anuncios

3 comentarios sobre “‘Angeles de la guarda’ en el infierno

Agrega el tuyo

  1. saludos desde fuera espero que vuestro paso por prision sirva para ayudaros a empezar una nueva vida a la salida, y pensar quien lo pasa peor, si uno mismo o tus hijos tus padres tu mujer etc etc que sufren cada dia por ti……….. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: