Se presenta Alfredo

Hola a todos, mi nombre es Alfredo, tengo 49 años y soy interno del C.P. Albolote, a donde llegué del C.P. Madrid VI el pasado mes de febrero. Desde hace un mes soy miembro del equipo de redacción de la publicación del C.P. Albolote, La Voz del Mako. En principio voy a ocuparme de las áreas de Arte y Jurídico, con aportaciones puntuales para el seguimiento de las diferentes actividades que se realizan en el Centro Penitenciario. Tengo que reconocer que tras la experiencia vivida en otros Centros donde también colaboré con las publicaciones respectivas, me ha sorprendido muy gratamente el descubrir un equipo humano dinámico e ilusionado en el día a día de la revista. Y quiero destacar la oportunidad que nos brinda una ventana al mundo exterior tan atractiva como el blog desde el que os escribimos, que es un incentivo más para seguir trabajando y hacer que la colaboración con La Voz del Mako sea una experiencia más enriquecedora personalmente y socialmente más conocida. Con la esperanza de mantener muy viva esta relación con vosotros un “Hasta luego” de Alfredo, un interno más del Centro Penitenciario de Albolote.

Se presenta Jorge Real Sierra

Hola a todos. Mi nombre es Jorge Real, soy escritor profesional, y desde hace tres meses formo parte del equipo de redacción de “La Voz del Mako” y hoy me han pedido que me presente a ustedes. Resumiré mi presentación contándoles que comencé a escribir en una revista como ésta en el Centro Penitenciario de Alicante hace muchos años. Jamás había escrito para publicación alguna, pero animado por los miembros de la revista, comencé a escribir relatos, a concursar y desde entonces no he cesado de escribir. Hoy soy escritor colegiado, mis libros se publican en España y han sido traducidos y publicados en varios países. En todos ellos no se me olvida nunca reseñar que fue en prisión donde comencé a escribir, porque en prisión escribimos para evadirnos de nuestro entorno, para sacar a flote reflexiones, recuerdos y sentimientos, y para traducir esos sueños que todos llevamos dentro. Todos ellos encuentran en la revista “la Voz del Mako” una ventana en la que los mostramos a ustedes en forma de artículos de opinión, cartas, relatos y poesía,

Reconocer y agradecer el apoyo de Instituciones Penitenciarias a la cultura es una obligada cortesía, pues así como cultura es la avanzadilla de la civilización, las cárceles son su frontera final, y como dijo alguien, la bondad de la democracia no solo se mide por la bondad de sus escuelas, sino también, y quizás sobre todo, por la de sus cárceles. “La Voz del Mako” es nuestra ventana hacia la libertad y los invitamos a que nos lean, nos envíen sus comentarios, ideas, sugerencias y sobre todo su cariño, que sabemos que está allí porque ya nos lo han demostrado.

Se presenta Juan Carlos

¡Hola lector@s! Llevo varios meses colaborando con “La Voz del Mako” y me alegra que en el exterior podáis compartir nuestras inquietudes, y aportarnos opiniones, comentarios y cualquier reflexión o idea que tengáis. Un fuerte abrazo.

 

 

 

 

Esta es la fórmula escogida, por Instituciones Penitenciarias, para recoger y ubicar a la población reclusa, que por su terminología poco frecuente, podría parecer incluso original y exótica. Nada más lejos de la realidad porque los R, los rastrillos (compuertas con rejas que albergan cosas viejas) son equivalentes a las alas de una fortaleza, y los C, de chabolos (casetas o barracas, chozas míseras que contienen la miseria social) serian como las dependencias para los invitados.

Los primeros son análogos también a un barrio, lógicamente cerrado y protegido de si mismo y de los otros barrios para evitar, en lo posible, que se mezcle la gentuza con la mala gente, los de una clase mala con otra peor y para separar enfermos de unos tipos con otros tipos.

Cada fortaleza tiene, como señor feudal, un responsable u organizador llamado cabo, figura importante y necesaria en las Fuerzas Armadas, que no requiere de una mayor descripción, siendo por todos conocido y respetado, con comillas. Es el responsable de la custodia y distribución de todos los materiales de limpieza para sus dominios (lejía, friegasuelos, bolsas de basura grandes y pequeñas) y poco más, ya que los mochos y cepillos, para fregar y barrer, se cambian con suerte una vez al año y los artículos citados anteriormente, nunca llegan a final de mes.

En el mismo cuarto, protegido bajo llave, se ubican también sus propios utensilios y materiales para mantener en perfecto estado de revista las zonas comunes: pasillo central, cristales, comedor, sala de juegos, sin juegos y los azulejos, que están bajo su directa responsabilidad, limpiando unos a diario después de su uso, otros semanal o quincenalmente. Una pasada con la maquina limpiadora que no abrillantadora, para hacerlo brillar. En este cuartito es posible tender la ropa, con permiso del cabo, que no se mandó a lavandería y que en los chabolos esta prohibido “colgar” para que seque, por la seguridad de los inquilinos.

Custodia con recelo, el cabo, la llave para acceder a la única bañera con grifo de ducha, de agua continua, que existe en sus dominios. Todo un derroche con ventajas: darse un baño integral, metiendo el talón del pie en el agujero del desagüe, porque no tiene tapón, o una buena ducha con teléfono y graduación normal de agua fría y caliente. El inconveniente principal de este, artículo de lujo, son los posibles contagios e infecciones que circulan por el lugar, como: hongos, otros virus mas letales y demás, por lo que se hace necesario, antes de su uso, una buena fregada con lejía, que curiosamente no hay. Como digo es un sofisticado placer, la bañera no el cabo, que requiere mucho valor y toma de precauciones que a la mayoría de usuarios les suele importar un rábano.

Por todas estas labores, que no trabajo remunerado, el cabo percibe la nada despreciable y astronómica recompensa de, casi cien euros mensuales, junto con otro montón de beneficios penitenciarios que seguirá percibiendo hasta el cumplimiento integro de su condena. Redondea sus funciones con el aviso, tipo Morancos, de la llegada de la medicación y las comidas para su tropa e impedir el acceso, al barrio, de los emisarios de otros rastrillos, para sus trapicheos diarios, léase (pipas, caramelos, chicles…) Suelen ser los cabos, como en la legión, personas con condenas largas, mas o menos respetados y algunos incluso amables y serviciales que ayudan a llevar las comidas a los enfermos y/o heridos o los que llegan tarde por haber salido a diligencias, médicos o comunicaciones.

Los chabolos, chozas míseras, situados dentro de los rastrillos, albergan en la enfermería, apartamentos de cuatro habitaciones tipo loft, con muros y paredes virtuales, dos con ventanas a la calle y dos interiores. Diez amplios metros cuadrados para cada uno, incluyendo: cama de noventa, mesa, silla y ropero de hormigón, sin puertas, para colocar las pertenencias y fondo de armario individual. Añádasele un lavabo, plato de ducha a porrazos, de dos por dos, y otro espacio similar para wáter, ambos de uso compartido para los cuatro estudiantes, más un cubo y fregona, cepillo y recogedor, una botella de lejía y otra de gel, o algo similar que hace espuma, de suministro mensual.

Suele haber televisión de dieciocho pulgadas, a dos metros de altura, propiedad de uno, normalmente el residente mas antiguo o veterano que, aparte de generar envidias, también suele ser la fuente de mas de un conflicto por: la visión de canales, películas, deportes o música, también por el volumen y por las horas de comienzo y fin de emisión. Como la luz artificial, encendida o apagada y en que horario. El regular es: apertura de la choza, diana, a las ocho de la mañana. Medicación ocho y media. Desayuno a las nueve. Comida sobre la una y media. Cena a las ocho de la tarde y cierre del chiringuito, retreta, sobre las nueve. Todos estos horarios son como los de autobuses o Renfe, aproximados. Se suponen sagrados, de dos y media a cinco de la tarde y de diez de la noche a ocho de la mañana, para descansar y, en silencio, pero es imposible disfrutarlos por razones mil y una, citare solo unos ejemplos: porque a alguien no le sale de los cajones, por ronquidos y hedores…

Barrido y fregado diario, teóricamente, depende en la realidad práctica de los turnos establecidos, tipología de los enfermos y la voluntad, poca o ninguna, de todos ellos. Sentido común, educación, orden y aseo personal son siempre necesarios para la convivencia en cualquier lugar o régimen, pero aquí, en la anarquía absoluta, mucho más y también mucho más difícil, por convivir tanta fauna distinta y porque muchísimos carecen del mínimo respeto hacia si mismos, así que difícilmente pueden tenerlo hacia los demás. Es literalmente vivir rodeado de excrementos pero además con olor a excremento, aderezado por el resto de habilidades escatológicas que normalmente se suelen liberar, con máxima discreción y silenciador, pero aquí, sencillamente se dejan en libertad y algunos con altavoz.

Cambio de sabanas dominical y lavandería dominical quincenal. El suministro, siempre puntual, pero su uso también es teórico, la practica ya saben… casuística amplia. Visita medica semanal y como en las excursiones infantiles, una jornada para cantar “Vamos a contar mentiras tralara…”. Ya hace tiempo que no me extraña que Don Joaquín, el medico, no se crea nada y tampoco a casi nadie, ya no está acostumbrado a escuchar la verdad. Se suele cuidar un poco la imagen del chabolo para este día pero poco más y no siempre.

Suele ser, el doctor, quien prescribe como tratamiento agua y jabón para muchos enfermos o sanos, con algunos en justa correspondencia, el también les canta “Mejor con la cara lavada y recién peinado…” o “Barre tu casita tralaralarita…”. Dura visita para sus sentidos, ya curtidos, por esta razón se entiende diáfanamente que sea más rápido que los médicos de la seguridad social, los perfumenes son difíciles de aguantar, junto con las canciones y la poca educación o ninguna, dejan una huella difícil de olvidar. Aunque mucha sea su experiencia, que lo es, con una consulta semanal, el cielo lo tiene ganado, doy fe y no tengo nada de objetar.

Inspecciones relativamente frecuentes de los Señores Funcionarios de Seguridad, (se enfadan si les llamas vigilantes), para echarle un vistazo al personal y olfatear, otros aromas, de su área funcional, que también los hay, pero los vecinos aunque enfermos, no son idiotas del todo, en general los pasotas caen pronto y no diré más.

Por ultimo, las visitas del resto de vecinos, que casi siempre son para pedir, todo tipo de cosas o para vender algo, también todo tipo de cosas, pero nunca para dar, salvo… para dar por donde amargan los pepinos, esto es frecuente y habitual. Los Ordenanzas, por su rango, requieren tratamiento diferencial y exclusivo, ya escribiré otro día, ahora los cito para decir, únicamente, que ellos disfrutan de chabolo individual y esto, señores, si es un Beneficio Penitenciario de verdad, manifiesto abiertamente mi envidia y deseo de poder hacerlo, no para alejarme del mundanal ruido o por tener que soportar a los demás no, lo digo precisamente por el motivo contrario, por y para ellos, que no tengan necesidad de soportar y aguantar a mi persona. Gracia que espero merecer y alcanzar, algún día.

Cartas, teléfono, por cristales, familiares e intimas. Estas son las maneras que tenemos, los internos, para contactar con los seres queridos, así que merece la pena dedicarles unas líneas para cada uno de ellos, en beneficio de los actuales y futuros presos en particular, tanto como por conocimiento de familiares y curiosos en general.

Correspondencia.- Aunque claramente en desuso por razones de conocimientos, de practica y comodidad, no tienen limitaciones en cuanto a cantidad, ni de entrada ni tampoco de salida. Todas las que se quiera, respetando únicamente los criterios de seguridad. Otra cosa es la rapidez o celeridad, aquí nunca hay que tener prisas para nada y una carta fácilmente puede tardar de diez a quince días en llegar, tanto para el de casa como para sus destinatarios.

Suelen recogerlas del buzón, colocado junto a su garita, sobre las nueve de la noche, el grupo de funcionarios saliente del turno de día, y claro está, la prioridad no es recoger el correo, es terminar la jornada y salir de este paraíso cuanto antes, por tanto, no esta garantizado que sea a diario. Sabiendo que tampoco se recogen los fines de semana, ni las fiestas de guardar, tampoco los puentes, acueductos y demás y, teniendo presente que esto es para extraerlas del buzón, no para que salgan al exterior. Aquí tenemos un paso intermedio que no domino, no se si vienen a recogerlas o alguien las lleva a correos pero, en cualquier caso, pónganle unos días más por aquello de la prioridad.

Días efectivos, por tanto y en teoría, son de lunes a viernes, una semana mínimo solo para salir, añádanle los días y efectividad del correo ordinario mas los días para su entrega. No falla, ronda las dos semanas y si llegara antes, les felicito, serian la excepción que confirma la regla. Ténganlo en cuenta si necesitan algún documento urgente porque aquí no existe, ni esa palabra ni Seur, por lo que mi consejo para los papeles importantes es que vengan dirigidos a la trabajadora social, que suele ser quien los necesita para podernos ayudar. Recuerden que los funcionarios tienen la obligación de abrir la correspondencia, en nuestra presencia, y si los ven, los documentos, suelen requisarlos así como posibles tarjetas de teléfono u otras cosas. La recomendación seria que los remitentes les envíen, junto con su carta, un sobre pre franqueado, que se compra en correos. Para poderles contestar. Todos los sobres y paquetes pasan por los scanner así que es absurdo intentar introducir cualquier otra cosa que no sean cartas y un sobre para responder. Se pueden comprar en el economato, tanto sobres como sellos, pero es mas eficaz como les propongo porque así tendrán mas euros para tabaco o similares. Aunque vivamos en el siglo XXI, esto es lo que hay.

Teléfono.- Las llamadas si tienen limitación, diez máximo a la semana y con tope de cinco minutos cada una. Da igual si las haces todas el mismo día, una detrás de otra, pero máximo, cincuenta minutos semanales. La telefonía, como en todas partes, es un negocio y, sin ser mal pensado se nota. Las llamadas a números fijos cuestan aproximadamente unos treinta céntimos y, si es a móviles sube hasta casi dos euros. Como el gasto mayor se realiza al descolgar el aparato, es curiosamente sospechoso y demasiado frecuente, que se corte la llamada. Vuelta a empezar pero contándote como llamada realizada y el mayor coste también realizado. La tecnología y sus caprichos son así.

Lo primero es recibir la factura de teléfono del titular, visibles tanto el nombre completo como el numero para poderlos autorizar. Una vez realizado esto, al descolgar, debemos marcar nuestro numero de preso, a continuación introducir la tarjeta de cinco euros, comprada en el economato y seguidamente marcamos el numero autorizado. Ya tenemos línea, crucemos los dedos para que: la red no esté colapsada, tampoco fuera de cobertura, ni salte el buzón de voz, esto también cuenta como llamada realizada. La sugerencia aquí, claro esta, llamar a números fijos para que la tarjeta cunda mas. Es preciso dedicarle tiempo para realizar una comunicación de cinco minutos. Calculen mínimo media hora porque tendrán primero que esperar la apertura de la puerta, por los funcionarios para salir, después la cola de personas para llamar y por ultimo otra vez la puerta, por los funcionarios para regresar. Paciencia, santa paciencia. Es evidente que nunca deben quedar con nadie a una hora fija, siempre aproximada. Un cálculo estimado y fácil, si llaman a números fijos, la tarjeta les dura toda la semana y si lo hacen a móviles necesitaran como mínimo dos tarjetas semanales, esto ya, ustedes mismos.

Por cristales.- Las solicitan normalmente los familiares: por teléfono, internet o personalmente. Máximo una por semana de cuarenta y cinco minutos de duración. Esta comunicación es como ir al circo pero desagradable y sin palomitas, un espectáculo dantesco. Son cabinas de teléfono más amplias, consecutivas, con cristal duro y agujeros, a la altura de la cintura, para hablar y escuchar, pero claro está, no estamos solos, todas las cabinas ocupadas por varias personas y cada vez se habla mas alto, para terminar gritando. Entre la absoluta frialdad de los cristales, no entenderse bien con nadie, elegir entre verle o hablarle (ambas cosas a la vez no es posible) y el dolor de riñones, se transforma esta visita en un rato de sufrimiento para todos, pero ya saben, lentejas.

Familiares.- Solicitadas por los internos o por sus familiares, una mensual de hora y media. Se realizan en una sala austera pero limpia, con mesas y sillas donde poder estar con tranquilidad e intimidad, pudiendo conversar serenamente, verse, abrazarse y tomar algún refresco si las cambiantes normas lo permiten. Este día también podemos sacar y recibir ropa y artículos autorizados, siendo todos depositados a la entrada de la visita y recogidos a la salida, previa revisión concienzuda de su contenido por parte de los funcionarios, además de lógico es su obligación.

Los visitantes también son revisados, más o menos, a la entrada y los internos, son de forma aleatoria, a la salida. Esta permitido pasar a la sala unos refrescos, algo de picar y el paquete de tabaco, siempre según las normas del momento y el celo profesional de los funcionarios en su aplicación. Todo pasa por los arcos de seguridad y scanner. Estas visitas son muy esperadas y añoradas por la mayoría, siempre se hacen cortas y es justo reconocer que los funcionarios, por lo general, son mas generosos con el reloj y agradables en el trato con los familiares, que deben estar, una hora antes de la cita con el DNI o libro de familia o lamentablemente no podrán pasar.

Intimas o Vis a Vis.- Se solicita como las anteriores y son también una mensual de hora y media de duración. Si estas saliendo de permiso, cada dos meses, ya no tienes derecho a esta intimidad. La sala es un dormitorio austero y limpio, que no pulcro ni agradable a la vista, con cama de matrimonio, sabanas limpias para la ocasión y como su nombre indica, solo con la pareja. Es fría, muy fría esta habitación, pero no hablo solo de la temperatura. La alegría y ganas del contacto corporal son grandes pero es preciso diferenciar entre apetito sexual y ganas de hacer el amor. Lo primero se puede satisfacer, como los animales, pero hacer el amor y contrarreloj, son términos incompatibles, es otra historia, aquí en prisión y donde ustedes quieran. En cualquier caso, el contacto humano y carnal es necesario e importante para todos aunque para unos más que para otros. Tabaco, refrescos y golosinas como en el apartado anterior y los preservativos y lubricante, invita la casa.

Todas las comunicaciones deben estar autorizadas mediante impreso, con nombres, apellidos y DNI o libro de familia que tienen que presentar a la entrada y recoger a la salida, igual que los internos con el documento identificativo de la prisión, el NIF. Los cacheos, revisiones, arcos de seguridad y scanner, siempre funcionan igual, siendo los funcionarios quienes marcan la diferencia. En todas las comunicaciones y, salvo excepciones, suelen ser muy correctos y atentos con los visitantes así como generosos con los tiempos, estirando el reloj. Si se cumplen las normas, no vas de listo y tratas al personal con educación, nunca o casi, tendrás problemas, siendo también tú, tratado con corrección al igual que el resto de la familia. Existen algunas diferencias entre módulos y también comunicaciones especiales pero con estas notas me parece suficiente para ilustrar el tema. Lo importante de verdad es salir cuanto antes y no volver jamás, para no tener que comunicar con nadie. Mucho mejor estar y disfrutar con la familia de la libertad y, no hacerles a ellos cumplir condena. Mientras tanto, Paciencia Infinita y Amplias Tragaderas.

Somos una ONG “AVOPRI” Asociación de Voluntarios de Prisiones, que trabaja unida a la Capellanía de Pastoral de Prisiones, en el C.P.A. de Granada y en el C.I.S.

Nuestra actividad principal y fundamental es el acompañamiento humano y espiritual a los presos.

Hacemos una labor cultural y social de alfabetización y apoyo al interno que nos pide ayuda para realizar estudios de graduado escolar, bachiller o acceso a la Universidad para mayores de 25 años.

Gestionamos tanto el mantenimiento como la reparación de los ordenadores que tiene la asociación en aulas del Centro Penitenciario de Albolote.

Dichos ordenadores están ubicados en varios Módulos, con un promedio entre 6 y 11 ordenadores por aula, con ellos podemos realizar cursos para el conocimiento del S.O. Windowa y S.O. Linux, ofimatica, contabilidad, etc.

Tenemos también actividades en musicoterapia, sanción interior, costura, cine fórum, religiosas (celebraciones de catequesis, actos litúrgicos…)

Realizamos salidas para la prevención a las drogas, con internos, acompañados de un educador, para charlas en Colegio, Institutos, Colegios Mayores, de cómo el consumo de alcohol, pastillas de diseño y drogas han arruinado sus vidas y las de sus seres más queridos. Estos testimonios tocan mucho a los jóvenes y adultos que lo escuchan.

Necesitamos voluntarios para poder llevar a cabo estas actividades, que sin el trabajo desinteresado del voluntariado no sería posible realizar. POR ESO TU QUE NOS LEES, ANIMATE.

Desde estas líneas QUIERO AGRADECER:

- A la archidiócesis de Granada y a la Orden de la Santísima Trinidad y Redención de Cautivos por ofrecerme esta responsabilidad de acompañar a las personas privadas de libertad, a sus familiares y al personal laboral del Centro Penitenciario de Albolote;

- A Instituciones Penitenciarias junto a todo el personal laboral  del Centro Penitenciario de Albolote la confianza y la oportunidad de desempeñar mi labor de vocación como Capellan;

- A los internos del Centro Penitenciario por su cercanía y cariño mostrado;

- A los Voluntarios de la Pastoral Penitenciaria por su labor de entrega comprometida y constante para poder ofrecer un “aire fresco” ante unos muros que derriten esperanzas.

- Aprovechamos esta oportunidad para agradecer a J.J. Merelo, responsable del Departamento de Software Libre de la UGR y a su equipo, por su Campaña “Ordenadores Libres con Software Libre” por donarnos diferentes ordenadores para continuar con nuestro empeño en ofrecer en todos los módulos talleres de informática.

 

Por todo ello: ¡¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!!!

Javier Evelio Díaz Rivera

Capellán del Centro  Penitenciario de Albolote  (Granada)

La guadaña

Publicado: 30 enero, 2014 en Francisco Carmen Guerrero Fernández
Etiquetas: ,

Desde nuestros teóricos orígenes y primeros padres, Adán y Eva, ya podríamos explicarnos el porqué la mortalidad del hombre es mayor que de la mujer, puesto que al contar, el primero, con una costilla menos, es condenado doblemente: a morir primero por turno y hacerlo también primero por debilidad ya que el Creador, en esta ocasión, no parece que fuera caballeroso, o quizás si.

¿Por qué la mujer vive más tiempo que el hombre?, debate peliagudo, peligroso e incluso despiadado, si se formula estando ellas presentes. Algunos machotes suelen argumentar que ellas viven más porque: trabajan menos, porque fuman y beben menos, porque se cuidan mas y, otros más osados, dicen que porque generalmente no conviven entre ellas y esto, claro esta, prolonga la vida. Siendo en general casi todo verdad, o no, las féminas es muy cierto que cada vez trabajan más en casa (siempre ha sido así) y fuera de ella, fuman y beben tanto o más que los hombres y conviven tanto con hombres como con mujeres, incluso solas o mal acompañadas.

Mucho cachondeo machista y mucho malmeter, contrarrestado por las facciones más feministas (todas) con sus bromas y nada de meter, hasta purgar las bromas. Pero la realidad es que ellas sencillamente y por genética, son más fuertes. ¿Sera por el hecho de renovar su sangre cada mes?, ¿Será por tener el don de engendrar la vida? o ¿Será porque Dios las creo con mucho arte y artesanía, partiendo de la famosa costilla del hombre? Sea como sea y, guste más o menos, ellas son no solo más fuertes por genética sino que además suelen ser también más inteligentes, más sensatas, más ágiles, solidarias … Son más que nosotros en todo, también en la picardía, la estrategia y mala uva o baba o leche. Siempre hablando desde la generalidad, bueno las no catalanas incluso las vascas también.

Si tienen dudas, pueden apoyarse en la sabiduría popular y su reconocimiento hacia ellas “detrás de un gran hombre siempre encontraras una gran mujer”, en mi caso es rigurosamente cierto, no porque yo sea grande sino porque ella si que lo es. (No lo reconozcas y veras donde y con quien duermes).

Me hace dudar el hecho de que Dios, siendo un caballero, que para todo lo bueno primero las Evas y para lo menos bueno primero los Adanes, en esta ocasión, para la aniquilación, pasamos nosotros primero ¿Será porque lo que nos espera, no es tan bueno como nos anuncian? Tampoco lo se. Por otro lado los que se van, generalmente no vuelven, ¿Será porque allí se esta mejor que aquí?, los pocos que se dejan ver en: sueños, sensaciones, visiones u otros medios y métodos parapsicológicos, tampoco se quejan de su situación, ni siquiera hablan de ello, sus temas de dialogo o casi monólogos son otros. No se, no se…

La realidad, los datos estadísticos dicen que el índice, la media de mortalidad de la mujer, siempre ha estado históricamente y lo esta, cinco o seis años por encima del hombre. Incluso en la actualidad que ellas trabajan, beben y fuman más, a la vez que paren menos hijos, tampoco nos acercamos, no las pillamos de ninguna forma. Continuamos generando más viudas que viudos.

La duda sobre si Dios es caballeroso o no, quedara aplazada, como tantas otras incógnitas para el día tan ansiado del Gran Juicio, que por razones de alarma social, será de Audiencia pública, sin jurado popular y radio televisado a todos los confines de la Galaxia.

La encapuchada con guadaña ¿Por qué es femenina y tan fea? Se darán cuenta de que femenina, en esta ocasión es malo y fea también, hablando de adjetivos. Pero a la hora de la verdad, cuando se la puede ver sin capa, cuando no esta togada, resulta ser un tío con toda la barba, no entiendo nada y no es coherente. Femenina por definición ya es algo bueno y fea hablando de ellas, no existe, solo es menos agraciada pero mucho mas simpática ¡¡Que Dilema!!

Cesación de la vida, término, la parada final, siempre han generado, generan y probablemente generaran muchas dudas, preguntas y adivinanzas que no se pueden responder de forma objetiva o reglada, caben tantas opiniones o más que con el fútbol. Apreciaciones, creencias y opiniones son todas subjetivas. Una realidad objetiva es que un cuerpo que tenía vida, deja de tenerla y para que no huela se destruye de una manera u otra, esto respecto a la parte corporal, la carnal, la que se corrompe. Pero mayoritariamente gustamos de creer que estamos conformados por carne, materia y por energía, alma o espíritu. ¿Qué ocurre con esta parte de nosotros, hombres y mujeres? También tenemos un buen surtido de opiniones.

Algunos dicen que, al igual que el resto de animales, cuando mueren no hay nada mas, pasando a ser alimento y abono para otros seres, dentro del ciclo de la vida del Rey León, punto y final. Otros opinan que el alma se queda criogenizada, en modo pausa, hasta el Retorno del Creador, se produzca cuando se produzca. Unos que purgamos los pecados en esta vida, que vivimos en el purgatorio y pasaremos posteriormente al cielo o infierno, según el comportamiento y calentamiento global. Otros unos, gustamos de creer en la reencarnación, es decir, que después de un periodo de descanso, meditación y reflexión en algún balneario intergaláctico, en el limbo y como espectadores, decidimos volver pero sin memoria, porque sino no tendría gracia, para repetir situaciones, encuentros y tener la posibilidad de enmendar errores cometidos, quitarnos de las listas del Rai pagando las deudas adquiridas con anterioridad, dejando una Cirve limpia como la patena, para ayudar a los prójimos y purificarnos, en resumen, conseguir ser buena gente con todos y con uno mismo para no tener que regresar mas y engrosar finalmente en la Burbuja Divina de Pura Energía Universal. Estas reencarnaciones, según las tendencias, pueden ser en persona, animal o cosa, según el perfil que cada uno tenga que pulir y mejorar, hasta lograr la excelencia, pureza y eternidad, llamemos, divina.

Todo muere, no hay excepciones, también las lenguas y como todos podemos ver se transforman, reaparecen y se conforman otras. Lo mismo sucede con los imperios, por muy grandiosos y poderosos que sean. Todo y todos tenemos fecha de caducidad estadísticamente calculada.

Esta teoría, como ya he mencionado, es la elegida por mí, la que satisface a mis entendederas pero la verdad es que le detecto algunas lagunas que no alcanzo a entender. Si venimos con la sana intención de mejorar, la meta, el objetivo esta muy claro: enmendar, pagar, purgar, reparar… los errores cometidos. ¿Por qué cada vez estamos peor? ¿Por qué cada vez cometemos más fallos? ¿Por qué cada vez los seres humanos estamos más satánicos? ¿Por qué perdemos los valores con tanta facilidad?

Mientras despejo estas incógnitas y algunas mas en esta vida y sus respectivas reencarnaciones, pido con todo respeto y a todos los dioses, que cuando venga la guadaña a mi casa, la mujer y los niños, que no pasen primero. Yo tampoco quiero ser caballeroso en esto, que pasen por favor después de mí.